Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

INDIGNANTE SUBASTA DE NUESTRO PATRIMONIO CULTURAL

El pasado 15 de mayo la casa de subastas Sotheby’s de Nueva York puso en subasta 13 piezas arqueológicas de nuestro patrimonio cultural pertenecientes a las culturas Sicán-Lambayeque, Moche, Paracas, Wari y Chancay, de las cuales ya fueron vendidas 8, cada una entre US$ 8 mil y US$ 100 mil. Dentro de las 5 restantes queda una orejera de oro y turquesas de la cultura Moche cuyo precio base es de US$ 150 mil.

Es realmente indignante que desde hace años, como rutina cada cierto tiempo, sean subastadas en EE UU y Francia muchas piezas arqueológicas de incalculable valor de nuestro patrimonio cultural. Desde 2007 hubieron 7 subastas (4 de ellas en los últimos 2 años) en las casas Sotheby’s en Nueva York y París, Christie’s, Thomaston Place Auction y Bonhams.

En estas subastas han sido vendidas centenares de nuestras piezas arqueológicas: ceramios, joyas, máscaras ornamentales y funerarias, vasos de oro, collares, platos, mantos, textiles prehispánicos, monolíticos, figuras de metal y piedra, tocados, prendedores de plata, morteros de serpiente, entre muchas otras.

Solo en Sotheby’s de París (23 marzo 2013) fueron vendidas por US$ 2 millones 46 piezas (de 69) de nuestras culturas Mochica, Chavín, Inca, Huari, Chancay, Ica-Chincha, Nazca, Paracas, Cupisnique y Horizonte Tardío. Después de esta escandalosa subasta, la Comisión de Cultura del Congreso pidió explicaciones al Ministerio de Cultura sobre la salida del país de dichas piezas y sobre las acciones para evitar su tráfico ilícito, cuyo resultado quedó en nada y continuaron 3 subastas más.

Bajo este panorama, en todas estas subastas, los Ministerios de Relaciones Exteriores y Cultura han mostrado gran pasividad y no han podido detenerlas, porque, según ellos, no contamos con documentos que prueben su salida ilegal.

Requerimos de la urgente elaboración de un minucioso y actualizado catastro e inventario de nuestro patrimonio cultural y la mejora de su custodia y protección, y además, deberíamos apelar a otros recursos legales como la Convención de UNESCO de 1970 en que los Estados Partes (Perú, EE UU, Francia, entre 120 países) se comprometen, a pedido de un país, a decomisar y restituir todo bien cultural robado e importado, y también, realizar denuncias y voces de protesta en los foros internacionales para detener estas irracionales e indignantes subastas, fuera de toda legalidad y ética que atentan contra nuestro patrimonio, historia e identidad nacional.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 20 de junio de 2015


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ