EVO MORALES SE ENTROMETE NUEVAMENTE EN REGIÓN SUR DE NUESTRO PAÍS

 

El desacreditado ex presidente de Bolivia, Evo Morales, quien tiene una nefasta semblanza política en Bolivia, estuvo nuestro país en agosto 2021 inmiscuyéndose en nuestros asuntos internos con el aval del comunista Castillo, se reunió con cocaleros del Vraem azuzándolos para que eliminen la erradicación, y hasta tuvo el desparpajo de plantear un “Consejo Andino de la Coca” como una estrategia “para hacer la revolución democrática en el Perú”. A los gremios de profesores los conminó a que insistan en la Asamblea Constituyente y defiendan a Castillo, además, programó un encuentro de Runasur en el Cusco para articular una América Plurinacional, y en noviembre 2021 Morales fue declarado por la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso “persona no grata” y que se impida su ingreso al país.

 

Increíblemente, el pasado día 17 Morales regresó a la región Puno, invitado por Paulino Machaca, rector de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) nada menos que para dictar una conferencia magistral sobre los estados plurinacionales en América Latina, y, además, otorgarle el grado de “Honoris Causa” a este personaje fisgón que en Bolivia, durante los comicios de 2019, fue obligado a dimitir acusado de manipular flagrantemente la votación, hecho que la OEA calificó como “las peores elecciones de la última década” y como “vergüenza hemisférica”. ¿Qué razones pudo haber tenido dicho rector para otorgarle tan importante título honorífico a este desconceptuado individuo? porque dicho grado solo debería ser entregado “por causa de honor” a eminentes personas o profesionales destacados, investigadores, pensadores, científicos u otras personas en mérito a su gran valor, buena reputación, virtud y notables acciones de servicio.

 

Además, el gobernador regional de Puno, Germán Alejo, tuvo un comportamiento totalmente inadecuado e inexplicable, recibió a Morales como si fuera presidente, lo distinguió con medalla de la región, diploma de honor y lo proclamó visitante ilustre, pero lo más grave es que este gobernador que plantea una Asamblea Constituyente y tiene con pésima gestión (en Puno hay 89.4% de informalidad, crisis sanitaria y últimos lugares en ejecución de gasto presupuestal) y, le expresó a Morales su intención para que la región Puno se integre a Runasur, lo cual es un despropósito, porque esta organización creada por Morales busca expandirse por nuestra macrorregión sur y articular una América Plurinacional.

 

Bajo este panorama, la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso ha aprobado citar al rector de la UNA y al gobernador de Puno para que expliquen sobre sus compromisos y alcances asumidos con el desacreditado ex presidente de Bolivia que alienta una Asamblea Constituyente en el Perú para refundarlo y convertirlo en un estado plurinacional.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 26 de noviembre de 2022

POPULISMO EXTREMO DE ESTE GOBIERNO COMUNISTA



 

No es difícil entender que el comunista Castillo actúa como un populista de extremo porque atenta contra la democracia empleando el tratamiento de la política en sentido negativo y el uso sistemático de una retórica incendiaria, tratando por todos los medios de imponer una inviable Asamblea Constituyente y el cambio de nuestra Constitución vigente como “la bandera de la mayoría del pueblo” (reiterado y comprobado con la solicitud de cuestión de confianza al Congreso presentada el pasado día 17 por el premier Torres para derogar la ley 31399 de fecha 25 enero 2022 que protege la Constitución limitando el referéndum), además, tratando de transformar las bases económicas y sociales del país y usando el clientelismo, ofrecimientos y promesas para usurpar el nombre de “el pueblo” repitiendo “haré lo que el pueblo me diga”, buscando crear una relación con la población, especialmente en las regiones y con las clases menos favorecidas, azuza la rabia y el odio actuando sobre sus emociones, sigue un discurso repetitivo, explosivo y confrontacional para movilizarlos por medio del enfrentamiento de clases sociales, rechazando a la élite, culpable de los problemas del país que concentra la riqueza afectando a los más pobres, tratando de crear un pueblo y un antipueblo, una sociedad de dos grupos antagónicos.

 

El populismo extremo de este gobierno lo lleva a ofrecer insólitas e inviables promesas, durante sus visitas a ciudades y pueblos, en actividades oficiales o en plazas públicas, promete proyectos regionales, construcción de aeropuertos, carreteras y desembarcaderos pesqueros, gas para todos, bionegocios en la Amazonía, nombramiento de profesores y trabajadores de salud con aumento de remuneraciones, inversión en instituciones educativas e ingreso libre a universidades e institutos públicos, recuperación de industrias culturales, hasta entrega de bonos por doquier, solo en los 15 consejos de ministros descentralizados dejó 238 promesas incumplidas.  

 

Bajo este panorama, el populismo extremo que encarna este gobierno comunista marxista leninista es predominantemente destructivo, no quiere rendir cuentas al país, ataca al Congreso y Fiscalía y obstruye la justicia sobre sus graves investigaciones, además, porque deteriora las bases de la productividad y rentabilidad atacando la empresa privada afectando la economía y empleo, y es excluyente porque rechaza, desprecia y repudia la libertad de prensa y expresión, pero también, por sus tintes nacionalistas y refundacionales (nueva Constitución) están resueltos a eternizarse en el poder. Con el gobierno de Castillo no vemos ni por asomo un país próspero y seguro, por el contrario, vemos, por culpa de su populismo, autoritarismo, prepotencia y corrupción, un país debilitado, con inseguridad política, económica y social y con nuestra democracia e institucionalidad gravemente afectadas.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 19 de noviembre de 2022

 

LIBERTAD DE PRENSA Y EXPRESIÓN: MIRÁNDONOS EN EL ESPEJO DE VENEZUELA

 

En diciembre de 1998 el dictador comunista Hugo Chávez fue elegido presidente de Venezuela, un año después implantó una nueva Constitución estableciendo el derecho de los venezolanos “a la información veraz, oportuna e imparcial” imponiendo exigencia a los medios de comunicación, subordinando la libertad de prensa a juicios de valor subjetivos, generando desprotección jurídica y abriendo el camino para que el poder político controle los órganos de prensa, poco tiempo después empezó a hostigar con ataques verbales a los medios de comunicación que ejerciendo la libertad de información criticaban sus desviadas conductas gubernamentales, usando diferentes procedimientos administrativos y fiscales, empezaron a cerrar 34 señales de radio, continuando este proceso el dictador Maduro (desde abril 2013), así, en los últimos 20 años cerraron más de 600 medios de comunicación, impresos, cadenas de TV y medios radiales.

 

En nuestro país, si bien el comunista Castillo no ha podido cambiar la Constitución porque necesitaría reformar la carta magna para incorporar una convocatoria a una Constituyente, pero no tiene los votos ni menos el arraigo popular, sin embargo, sigue el procedimiento de los dictadores venezolanos contra la libertad de prensa. Desde que asumió el gobierno acecha continuamente a la prensa libre, con amenazas, hostilidades y agresiones físicas y verbales, según ECData Castillo ha arremetido contra medios y periodistas en 24 ocasiones pronunciándose contra la prensa cada 14 días, y lo más grave, vocifera que “los medios de comunicación tergiversan la realidad”, que nuestra prensa “es un chiste”, “dicen cosas basura” o “están sesgados para mentirle al país”, inclusive en octubre pasado durante una conferencia de prensa internacional censuró a los medios de comunicación peruanos, también han propuesto una “ley de medios” que controlen radio y TV y otra “ley mordaza” que pide sanción a operadores de justicia que den información sobre investigaciones penales.

 

Bajo este panorama, la situación de las libertades de expresión y prensa en el Perú están en su peor momento según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), incluyendo al Ejecutivo entre las instituciones que más afectan estos derechos, retórica y físicamente a los periodistas, igualmente, para la plataforma Vigilantes, la evaluación de libertad de expresión de este gobierno es de “alerta muy grave”. El gobierno comunista está dando los primeros pasos como exactamente inició el proceso la dictadura venezolana hasta llegar a criminalizar totalmente el trabajo periodístico arrasando la libertad de prensa y expresión. El comunista Castillo ha tomado como su enemigo a vencer, a la libertad de prensa, jamás debemos permitirlo, el derecho a la información de todos los peruanos es fundamental para el ejercicio de la libertad de expresión.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 12 noviembre de 2022

 

CALIFICADORAS INTERNACIONALES: PERSPECTIVAS NEGATIVAS PARA NUESTRO PAÍS


 

En setiembre 2021, a tres meses de asumir el gobierno el comunista Castillo, la agencia de calificación de riesgo Moody’s, rebajó, por primera vez en 20 años, la calificación de nuestra deuda externa de bonos a largo plazo y deuda local, de A3 a una perspectiva negativa Baa1 (capacidad para cumplir obligaciones financieras con condiciones económicas adversas) principalmente por riesgo político y reducida capacidad de formulación de políticas del gobierno que ocasionan negativas perspectivas crediticias a mediano plazo. Igualmente, en marzo pasado, la agencia S&P Ratings Ratings redujo la calificación de deuda en moneda extranjera de BBB+ a BBB también por condiciones económicas adversas que debilitan la capacidad para cumplir pagos por acciones políticas que socavan la confianza de inversores limitando las perspectivas de crecimiento, y también Fitch Ratings modificó nuestra calificación crediticia en dólares de estable a negativa.

 

Las agencias S&P y Fitch Ratings redujeron la calificación de Petroperú y la degradaron a “bono basura” situándola por debajo del grado de inversión. Con este gobierno comunista el manejo de esta empresa estatal, con su refinería como “elefante blanco” es desastroso alcanzando su máxima crisis, se encuentra en descalabro financiero y esta técnicamente quebrada, pero increíblemente ha recibido del Ministerio de Economía (MEF), sin requerirle mayores exigencias, un aporte de capital US$ 1,000 millones y una línea de crédito de US$ 500 millones, adicionales a préstamos y ayudas tributarias anteriores por US$ 750 millones y S/ 500 millones respectivamente (monto total aproximado a 1% del PBI), lo cual incrementará la vulnerabilidad de las finanzas públicas y representará una carga de impuestos para los peruanos.

 

Bajo este panorama, aunque el MEF, Kurt Burneo, ha manifestado que “una rebaja en la calificación crediticia del Perú se daría en un contexto de una economía internacional inestable”, pero las calificaciones internacionales continuarán bajando por muchos factores, entre ellos, tensiones políticas creadas por el gobierno comunista, problemas de gobernabilidad, controvertidos nombramientos de ministros y funcionarios, deterioro institucional, acusación constitucional de la fiscalía contra Castillo por ser presunto líder de una organización criminal, políticas demagógicas y populistas, amenazas a la inversión privada, política antiminera e incapacidad para solucionar conflictos sociales. Todos estos factores incidirán en la reducción de calificación en las calificadoras internacionales con riesgo de perder la calificación crediticia y caer por debajo del grado de inversión, lo cual sería nefasto para el desarrollo económico de nuestro país porque se generan menores inversiones, se eleva el tipo de cambio local y se dificulta el giro de recursos de organizaciones internacionales al país incrementándose las tasas de interés en los mercados extranjeros.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de noviembre de 2022

 

GOBIERNO COMUNISTA AGRAVA INSEGURIDAD ALIMENTARIA EN NUESTRO PAÍS




En agosto pasado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) nos advirtió: 16.6 millones de personas en Perú padecen de inseguridad alimentaria, es decir, la mitad de nuestra población tiene una ingesta inadecuada de alimentos por falta de acceso de alimentos suficientes y nutritivos para llevar una vida adecuada, lo cual tiene graves efectos para la salud y desarrollo de las personas, especialmente de los niños.

 

El pasado día 17 dicha organización inició en Roma, Italia, el Foro Mundial de Alimentación en el que Castillo intervino de manera virtual donde reconoció que en el Perú hay alrededor de 16 millones de personas que viven en inseguridad alimentaria y admitió que 70% de distritos del país tiene altos niveles de vulnerabilidad e inseguridad alimentaria, además, explicó que su gobierno ha emprendido la “segunda reforma agraria política” que busca alcanzar la seguridad agroalimentaria y desarrollo rural mediante la promoción sostenible de la agricultura familiar, sin embargo, a pesar de ser la bandera principal de este gobierno comunista, esta seudo reforma, anunciada en octubre 2021, ni siquiera se ha iniciado porque no han presentado un proyecto de ley al Congreso para su debate, además, su fundamento no atiende los problemas estructurales del campo porque predomina el proteccionismo y las medidas arancelarias que desincentivan la competencia y ocasionan incremento de precios.

 

Para enfrentar la inseguridad alimentaria, este gobierno comunista no tiene ningún plan estructurado ni respuestas coherentes, prueba de ello es que han pasado por el Ministerio de Agricultura 6 ministros y hasta la fecha, con 4 licitaciones, no llega urea a los agricultores, afectando seriamente la campaña agrícola 2022-2023. Y esta situación se agravará en 2023 debido a que este gobierno ni siquiera cuenta con una Ley de Seguridad Alimentaria y Nutricional porque la Ley 31315 del 24 julio 2021 no está reglamentada, tampoco cuenta con Estrategia ni Plan Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional vigente, solo siguen repartiendo bonos a diestra y siniestra como paliativos, por lo cual, obviamente, la situación de inseguridad alimentaria no mejorará, sino que empeorará.

 

Bajo este panorama, el actual gobierno comunista marxista leninista maoísta está ocasionando más pobreza, miseria, hambre, desnutrición crónica, anemia y riesgos de mortalidad infantil porque sigue espantando la inversión privada, y, por lo tanto, no hay empleo, crece la informalidad, baja el dinero circulante en el mercado, se eleva la inflación y aumentan los precios generando una drástica reducción de la capacidad adquisitiva que incide en la vulnerabilidad e inseguridad alimentaria de todos los peruanos, principalmente en los de menores recursos y en zonas rurales.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 29 de octubre de 2022

  

Número de Visitas

.

Artículos Publicados

.



princ