MINISTRO DE EDUCACIÓN GALLARDO: EL MÁS PELIGROSO DEL GABINETE



 

El actual titular de Educación, Carlos Gallardo, es el más peligroso de este gabinete porque es un dirigente comunista, marxista-leninista radical, con filiación pro senderista, responsable del sector más importante para el futuro de nuestro país, que ha asegurado introducir el próximo año una nueva orientación curricular, y con el copamiento del ministerio de dirigentes comunistas radicales, seguramente prevalecerá una concientización revolucionaria terrorista entre nuestra juventud con una nefasta ideología de odio y destrucción.


 

Este ministro comunista es integrante del Comité nacional de reorientación y reconstitución del Sutep (Conare-Sutep) y de la creada por Castillo federación nacional de trabajadores en la educación del Perú (Fenatep) ambos vinculados a Movadef, brazo político del grupo criminal Sendero Luminoso que está cumpliendo su antiguo anhelo de afianzarse en el Ministerio de Educación.

 

Gallardo es un activo agitador político, participante en revueltas callejeras, plantones y huelgas magisteriales que promueve el sectarismo de orientación radical, es absoluto opositor a la carrera docente, está en contra de la meritocracia magisterial y busca implementar el nombramiento automático sin examen, según él “su práctica en las aulas ya los ha calificado”, considera que la educación no es un servicio público esencial y pretende cambiar la ley de reforma magisterial, incluso, hace años, presento una acción ante el Tribunal Constitucional para que los docentes prontuariados puedan ingresar al magisterio, lo cual fue rechazado.

 

El pasado día 13, durante el último examen para nombramiento docente 2022 (que Gallardo intentó aplazar o postergar) se filtraron respuestas del examen y existen denuncias por presuntos actos de corrupción y pedidos de renuncia del ministro, además, ha sido citado a la Comisión de Educación del Congreso por dichas irregularidades, ya que el examen podría haberse comercializado o ser parte de un intento premeditado de Gallardo para boicotear el proceso.

 

Bajo este panorama, un comunista radical marxista-leninista como Gallardo es la persona más peligrosa y menos indicada para promover el rol esencial que debe cumplir la educación respecto al desarrollo y la mejora auténtica de las condiciones de vida de los peruanos. En nuestro sistema educativo debe eliminarse la ideologización radical comunista llevada hacia la lucha de clases, así como el destructivo y pernicioso fundamentalismo sindical que irresponsablemente preconiza este gobierno afectando la democracia, y, contrariamente, debemos avanzar en el valor del mérito de capacitación y evaluación permanente de los docentes y del esfuerzo que propongan para brindar a nuestros estudiantes un proceso educativo democrático, humano y reflexivo, complementado con participación de instituciones sociales indispensables como la familia, los medios de comunicación y la sociedad democrática en su conjunto.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 20 de noviembre de 2021

 

RETORCIDA CONCEPCIÓN COMUNISTA SOBRE LA LEALTAD


 

El actual gobierno comunista, marxista-leninista de Castillo, se ha entrometido flagrantemente en la autonomía e institucionalidad de las Fuerzas Armadas pidiendo a los comandantes Generales del Ejército y Fuerza Aérea, que vulneren la meritocracia y manipulen los ascensos para ascender irregularmente a oficiales allegados a Castillo sin merecimientos para ascender, esto, con su evidente interés y presión. Como no lo consiguió, cometiendo abuso de autoridad, relevó, con solo tres meses en su cargo a ambos oficiales generales.

 

Además, el comunista Castillo en una acción absolutamente irregular convocó, 48 oficiales de las Fuerzas Armadas que se encontraban aptos en las resoluciones de ascenso y que todavía no había firmado, los reunió para felicitarlos y les solicitó “su lealtad”. Igualmente, el secretario general de Palacio Bruno Pacheco, a quien Castillo nombró para que vea el tema de ascensos junto con el ministro de Defensa Ayala, le preguntó al comandante General del Ejército, José Vizcarra “¿Quién garantiza que esos generales que ascienden son leales al Gobierno?”.

 

La ideología comunista marxista leninista que profesa Castillo tiene retorcido el concepto de “lealtad”, buscan ganar adeptos para cumplir sus objetivos de perpetuarse en el poder. En China, el presidente Xi Jinping define claramente que en el comunismo chino lealtad significa venerar al Partido Comunista Chino para que mantenga su liderazgo y pueda salvaguardarse la autoridad del Comité Central y su liderazgo centralizado y unificado. En Cuba, el 5° artículo de su Constitución consagra al Partido Comunista como la fuerza política dirigente superior de la sociedad y el Estado, allí, los escolares al iniciar las clases prometen lealtad a la revolución. Ni que decir en Venezuela, la lealtad de las Fuerzas Armadas es total al Partido debido a que el personal no padece las mismas miserias que sufre la población civil, el Ministerio de Defensa tiene un presupuesto nueve veces más elevado que el de Alimentación y Salud.

 

Bajo este panorama, los comunistas marxistas leninistas distorsionan el concepto de lealtad y lo usan estrictamente para lograr sus objetivos de perpetuarse en el poder y crear un Estado Marxista Totalitario, contrariamente, para la ideología democrática, es un término que proviene del latín “legalis” y significa “respeto a la ley”, identifica a las personas en base a sus acciones o comportamiento y significa una virtud que pertenece a una esfera elevada del ser humano, aquella en la que se gestan los valores morales y éticos. En el caso de nuestras Fuerzas Armadas, la “absoluta lealtad” se jura por nuestra patria y no se la debe a ningún gobierno de turno.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 13 de noviembre de 2021

 

GOBIERNO COMUNISTA PARALIZADO EN LUCHA CONTRA LAS DROGAS



Este gobierno comunista, marxista-leninista, no está cumpliendo la normativa peruana vigente sobre la lucha contra las drogas, principalmente con el artículo 8 de la Constitución (Derechos Sociales y Económicos) que dispone que el Estado combate y sanciona el tráfico ilícito de drogas, lo cual debería iniciar con la erradicación de cultivos ilegales de coca que siguen incrementándose exponencialmente, por el contrario, en los 100 días de gobierno todo se ha paralizado y Castillo está empecinado en implementar una nueva “ley de la hoja de coca” la cual incluye empadronar los cocaleros ilegales, eliminar y despenalizar la judicialización de la producción de hoja de coca, eliminar la erradicación, y, hasta pretende eliminar la DEA y USAID, con lo cual estaría entregando las zonas cocaleras al narcotráfico.

 

Además, Castillo anunció en el Vraem la industrialización de productos elaborados con hoja de coca y hasta la construcción de un aeropuerto en Pichari para que salgan dichos productos, lo cual es prácticamente imposible porque los cultivos utilizan potentes agroquímicos que los contamina complicando su industrialización, además, recordemos que en Bolivia, durante los 14 años del gobierno de Morales, intentó por todos los medios industrializar productos de hoja de coca, lo cual nunca se logró por falta de mercados.

 

Actualmente está vigente la Política Nacional contra las Drogas al 2030 (aprobada con DS-192-2020 fecha 14 diciembre) en la cual la erradicación es uno de los elementos centrales de la lucha contra las drogas conjuntamente con el desarrollo alternativo. El incremento de cultivos de hoja de coca, así como la producción y el comercio de cocaína, ponen en riesgo los derechos fundamentales de las personas, ocasionan enormes daños a la seguridad, economía, salud, ambiente y a la gobernabilidad, afectando principalmente a zonas estratégicas y poblaciones vulnerables. En esta política nacional se expone que el 90% de la producción de hoja de coca, en más de 120,000 hectáreas, se desvía al narcotráfico, y el 10% restante para fines tradicionales e industriales que incluye lo adquirido por Enaco, solo 2% del total producido.

 

Bajo este panorama, este gobierno comunista debe dejar de lado su nueva “ley de la hoja de coca” y cumplir la Constitución y la normativa vigente, que obliga al Estado a impulsar el desarrollo alternativo en las zonas cocaleras, fiscalizar y prohibir el cultivo de hojas de coca en áreas no empadronadas, siembra de nuevas plantaciones o resiembra en áreas erradicadas, además, evitar el ingreso de insumos químicos y productos fiscalizados a las zonas cocaleras, y, asimismo, perseguir y capturar a las organizaciones criminales traficantes de drogas en el país.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fcha 6 de noviembre de 2021

  

LA CANTALETA COMUNISTA DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE


 

Cuando el comunista Castillo asumió el gobierno juró por “una nueva Constitución” y en su mensaje a la Nación enfatizó que una de sus principales banderas políticas era convocar una Asamblea Constituyente, y desde esa fecha hasta la actualidad, lleva casi 100 días de un gobierno contradictorio, sin liderazgo ni rumbo claro en la conducción de nuestro país, pero mantiene esta cantaleta argumentando que la Constitución vigente de libre iniciativa privada y rol subsidiario del Estado, genera mayor desigualdad y pobreza, cuando es todo lo contrario, en los casi 30 años en vigencia, el fomento de inversión privada nos permitió vivir en libertad y democracia y mantener un crecimiento sostenido, que fue contraído por la pandemia del coronavirus y por aspectos que tenemos que corregir sin necesidad de cambiar la Constitución, entre otros, fortalecer las instituciones, luchar contra la corrupción, atender mejor los servicios públicos, mejorar la capacidad de gasto del Estado y erradicar el narcoterrorismo.

 

En las últimas semanas los comunistas marxistas del gobierno han incrementado sus cantaletas para promover su Asamblea Constituyente, comenzando con Cerrón, el comunista marxista más recalcitrante, para él, esta Asamblea es una necesidad histórica y un cambio del proyecto de vida del país, igualmente, el comunista Castillo, remarco en Cajamarca que su gobierno va a seguir con las reformas constitucionales planteadas en campaña (en el Ideario de Cerrón). El vocero de Perú Libre, Waldemar Cerrón, increíblemente, usó el homenaje póstumo del fallecido congresista Fernando Herrera, y dijo que hay que cambiar la Constitución porque es necesario acostumbrarnos a los cambios. La ministra de trabajo Chávez, que trata de presentarse como moderada, se ha convertido en activista de la Asamblea Constituyente pregonando que es una prioridad. Finalmente, la Premier Vásquez, durante su discurso de investidura, nos demostró su habilidad izquierdista para cambiar nombre a la Asamblea Constituyente, llamándola “nuevo contrato social por la estabilidad, la democracia y los cambios que se demanden”, y en su redacción escrita indicaba “un renovado pacto constitucional”.

 

Todos los peruanos democráticos sabemos que los comunistas marxistas-leninistas, con su cantaleta promoviendo una Asamblea Constituyente y cambio de Constitución (proceso totalmente inconstitucional, y, más aún, la pretensión de llevarlo a referéndum) lo que realmente pretenden es llevar a nuestro país al despeñadero destruyendo las libertades de mercado, empresa, industria, finanzas, libertades individuales y de expresión, y, su principal obsesión, aprobar la reelección presidencial inmediata para perpetuarse en el poder, lo cual, todos los peruanos que creemos en la democracia y la libertad, que somos la mayoría, jamás lo debemos permitir.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 30 de octubre de 2021

 

INTRUSO EVO MORALES SE INMISCUYE EN ASUNTOS INTERNOS DE NUESTRO PAÍS



 

El impresentable ex presidente boliviano Morales, fue el primero en felicitar al comunista Castillo al ganar en unas turbias elecciones manifestando que “se trata de un triunfo de la dignidad sobre el neoliberalismo”. Con anuencia de Castillo y Cerrón, este intruso que se inmiscuye en nuestros asuntos internos tiene una nefasta semblanza política en Bolivia, gobernó desde 2006 y promovió la Asamblea Constituyente, cambió la Constitución (entró en vigencia desde 2009) aprobando la reelección, usándola  para reelegirse dos períodos (2009 y 2014) y en 2016 promovió un referéndum para reelegirse nuevamente, el “No” ganó con 51.3% imposibilitándole postular en 2019, aún así, lo hizo contraviniendo la ley, sin embargo, fue obligado a dimitir acusado de manipular flagrantemente los comicios, hecho que la OEA calificó como “las peores elecciones de la última década” y como “vergüenza hemisférica”

 

El intruso Morales se ha reunido con cocaleros del Vraem azuzándolos para que se elimine la erradicación y se relance la hoja de coca, asegurando que en Bolivia “sin presencia de Estados Unidos y sus bases militares estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico”, hasta ha tenido el desparpajo de plantear un “Consejo Andino de la Coca”, como una estrategia que servirá para “hacer la revolución democrática en el Perú”.

 

También se ha reunido con profesores de Fenate Perú, gremio fundado por Castillo (nueva fachada de Conare-Movadef), diciéndoles que “el imperialismo y capitalismo no permiten atender las demandas sociales, además, promueven el fascismo y racismo, y organizan golpes de Estado”, manifestó que la política económica se basa en la nacionalización de recursos naturales y servicios básicos. En una reunión con dirigentes campesinos acordó realizar un evento internacional para defender el gobierno de Castillo. Y en Arequipa, alentó a los jóvenes a encabezar la Asamblea Constituyente.

 

Bajo este panorama no debemos permitir que el intruso Morales interfiera y se inmiscuya en nuestra política interna y trate de concretar los fines de movimientos radicales para añadir al Perú a la lista de países con ideología bolivariana, además, es inaudito que impulse una Asamblea Constituyente y promueva políticas que favorecen al narcotráfico. Actualmente, según informe televisivo (Panorama), Morales y sus seguidores, están realizando en el Cusco trabajos de ideologización y hasta promueven la designación del boliviano Máximo LLasaca como cónsul en la región Cusco. Lo increíble es que el pasado 20 de agosto, el Congreso rechazó el pedido de la congresista Yarrow para declarar a Evo Morales “persona no grata”, y es que todavía no toman conciencia del peligro que representa este sujeto para nuestro país.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en ediario EXPRESO, fecha 23 octubre de 2021

 

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ