LAS OBSESIONES COMUNISTAS DE PERÚ LIBRE

 



Los comunistas marxistas-leninistas del partido Perú Libre, sus simpatizantes, el Foro de Sao Paulo, los gobiernos regionales comunistas (Cuba, Venezuela, Nicaragua) y populistas de corrientes socialistas de izquierda (Bolivia, Argentina, México) están obsesionados para que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) proclame al comunista Pedro Castillo como presidente del Perú, a pesar que faltan resolver apelaciones y nulidades, pero increíblemente, el pasado día 15, Castillo se autoproclamó presidente electo

 

La Constitución obliga al JNE a asegurar que la votación traduzca la expresión auténtica de los ciudadanos y el escrutinio sea reflejo exacto de la voluntad del elector (artículo 176°), además, debe apreciar los hechos con criterio de conciencia, con arreglo a ley y a los principios generales de derecho (artículo 181°), significa que debe considerar las afectaciones de la voluntad popular que han ocurrido en muchas mesas de votación y centros de sufragio, que no son situaciones aisladas sino evidencian graves irregularidades sistemáticas, manipulaciones externas y un presunto fraude.

 

El partido comunista marxista-leninista Perú Libre está obsesionado por comenzar de inmediato, el 28 de julio, a construir un gobierno radical, expansivo, confiscador y un Estado totalitario interventor y protector. Aunque Castillo presentó el pasado 17 de mayo un nuevo plan "Perú al Bicentenario sin corrupción" este mantiene el radicalismo y el mismo Castillo recalcó que no representa un reemplazo del Ideario Cerrón porque se basa en sus propuestas.


Pero la mayor obsesión de estos comunistas es cambiar la actual Constitución, si Perú Libre asumiera el gobierno, toda reforma constitucional debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del número legal de sus miembros y ratificada mediante referéndum o en dos legislaturas ordinarias sucesivas con votación superior a los dos tercios del número legal de congresistas (artículo 206°), sin embargo, Cerrón, el dueño del partido, ha adelantado que no seguirán esta vía, sino “que el Ejecutivo haga un proyecto de ley y lo mande al Congreso, si lo rechaza se vuelve a presentar por insistencia y si se rechaza se hace cuestión de confianza del gabinete, y si cae un gabinete ya sabemos que pasa constitucionalmente cuando cae un segundo gabinete”.

 

Finalmente, si lograran cambiar la Constitución, su máxima obsesión es destruir las libertades de mercado, empresa, industria, finanzas, libertades individuales y de expresión, además eliminarán el impedimento de reelección presidencial inmediata (artículo 112°), y si el Congreso y los peruanos democráticos no los detendríamos, podrían perpetuarse indefinidamente en el poder, como en Cuba (62 años), Venezuela (22 años) o Nicaragua (14 años).

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 19 de junio de 2021

 

CÓMPUTO ELECTORAL: GROSERAS IRREGULARIDADES DE PERÚ LIBRE


 

El pasado jueves la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) concluyó con el cómputo al 100% de actas procesadas (69,546 votos a favor de Perú Libre), pero faltan contabilizar actas observadas y anuladas. Fuerza Popular está presentando una acción de nulidad en 802 mesas a nivel nacional, la mayoría del interior del país, con claras evidencias de groseras y burdas irregularidades en muchas mesas de votación de Lima y del interior, todas en contra de Fuerza Popular y deben ser estrictamente verificadas.

 

El partido comunista marxista-leninista Perú Libre ejecutó una práctica sistemática organizada de irregularidades, actas con firmas falsas, adulteración en mesas, miembros de mesa suplantados, todas éstas, en mesas con amplio caudal de voto de Fuerza Popular. Imaginémonos como pueden haberse presentado irregularidades en las zonas alejadas y rurales, especialmente en regiones del sur, donde es imposible contar con personeros para el control de votos debido a la falta de seguridad de este cargo en zonas alejadas y peligrosas.

 

La estrategia por Perú Libre ha sido observar e impugnar muchos votos de Fuerza Popular para evitar que sean contabilizados durante el computo electoral en la ONPE, y recién se verían al término del conteo de actas procesadas, para que Castillo se mantenga más tiempo con mayor porcentaje de votos y así mantener la imagen o percepción de ganador de las elecciones, y si fuera sobrepasado podría llamar al levantamiento de sus seguidores lo que produciría inimaginables consecuencias.

 

Aunque no ha concluido el proceso electoral, Cerrón insiste en que el JNE ya debe proclamar, al término de la distancia, como ganador a Castillo, y él mismo candidato aseguró que sus personeros tienen el conteo oficial que le daría la victoria. Increíblemente Castillo ha recibido la felicitación del presidente argentino Alberto Fernández por su elección como presidente y le pide unir esfuerzos, asimismo, de Evo Morales, quien, con apoyo del Grupo de Puebla defiende la formación de un bloque de izquierda unificado en el continente, lo llama a Castillo “hermano del alma y compañero de lucha, orgullo de los movimientos sociales”.

 

Bajo este panorama, del resultado de esta votación, con un Jurado Nacional de Elecciones (JNE) muy cuestionado por sus antecedentes de defender a terroristas, debe garantizar el respeto a la voluntad ciudadana, porque de ello depende el futuro de nuestro país, si seguimos en democracia y libertad, por la cual seguiremos luchando hasta el final, o si la ideología marxista-leninista de Perú Libre nos la arrebata y se perpetúe en el poder.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 12 de junio de 2021

DEMOCRACIA Y LIBERTAD O COMUNISMO Y RADICALISMO


Mañana, domingo 6, se realizará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Nunca en la historia peruana hemos llegado a una situación política tan peligrosa para nuestro país, ni siquiera en la época del terrorismo de los criminales asesinos de Sendero Luminoso (SL) que su objetivo era llegar al poder por las armas, pero fueron derrotados por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Y es que actualmente un grupo de comunistas marxistas-leninistas del partido Perú Libre de Cerrón y su secuaz Castillo, que propugnan la lucha de clases e incitan el odio, ad portas del Bicentenario, tienen la posibilidad de ganar la elección.


Cerrón, fundador y autor del Ideario del partido comunista marxista-leninista Perú Libre no pudo postular por estar sentenciado por corrupción (tiene 63 casos activos en investigación) y convenció a Castillo para que postule, defienda y proclame el repertorio de ideas comunistas radicales del ideario, pero para la segunda vuelta, para presentarse menos radical, Castillo presentó hace solo tres semanas un plan suavizado para los primeros 100 días de gobierno, pero advirtió que no representa un reemplazo del Ideario porque se basa en sus propuestas, reiterando nacionalizaciones, disminución de importaciones, y el llamamiento a referéndum para convocar una Asamblea Constituyente.

 

Este partido representa una grave amenaza para nuestra patria por sus vinculaciones con el terrorismo de SL y su brazo político, el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), así, sin control alguno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) Perú Libre ha incorporado ocho congresistas vinculados con este movimiento y SL, entre ellos Guillermo Bermejo, actualmente procesado por terrorismo, además, 250 militantes afiliados a este partido figuran en los planillones del Movadef cuando en 2011 trató de inscribirse como partido político en el JNE.

 

Bajo este panorama si ganara la elección Perú Libre se avizora un peligro real e inminente con devastadoras consecuencias, accionarán un gobierno radical, expansivo, confiscador y totalitario modelo venezolano del socialismo del siglo XXI (Venezuela tiene actualmente 95% de pobreza), vulnerarán las libertades y la propiedad privada, pondrán autoridades comunistas aliadas en todas las instituciones del Estado, será el principio del fin de nuestra democracia y Estado de Derecho, y se perpetuarán en el poder.

Pero los peruanos que creemos en la democracia y amamos a nuestra patria votaremos en contra de este partido comunista radical marxista-leninista, y lo haremos definitivamente por la democracia, la libertad, la paz, la tolerancia y el futuro de nuestra sociedad.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de junio de 2021

 

PARTIDO MARXISTA-LENINISTA PERÚ LIBRE Y LA LUCHA DE CLASES



El Ideario del partido Perú Libre del comunista radical y sentenciado por corrupción Vladimir Cerrón, se reconoce como marxista-leninista, y, según su doctrina, es un documento contestatario al neoliberalismo donde los niveles de la lucha de clases no se circunscriben al plano económico, político y social, sino también a los planos ideológico y cultural, según este credo comunista radical las libertades de mercado, de empresa, de industria y de finanzas incrementaron la brecha de desigualdad en nuestro país porque impusieron libertad para los ricos y coacción para los pobres, esta lucha de clases que fomentan los comunistas Castillo y Cerrón es retrógrada, atrasada y regresiva.

 

Justamente, el comunismo existe a raíz de la lucha de clases, este principio teórico es fundamental en la doctrina del marxismo-leninismo porque propone la eliminación de clases sociales ya que por el trabajo de muchos se benefician unos pocos, según la propuesta marxista, el capitalismo es una sucesión de sistemas económicos y sociales donde existe tensión entre pobres y ricos, amos y esclavos, señores feudales y siervos, por lo que el comunismo busca resolver dicha tensión con una sociedad sin clases, de igualdad social y económica, y para lograr esta situación debe detonar un proyecto totalitario con la insurgencia de las clases oprimidas para transitar del capitalismo al comunismo.

 

Tanto el candidato Castillo como el dueño del partido Cerrón, basándose en esta doctrina fundamentalista, durante la campaña han incitado al odio propugnado la lucha de clases, Castillo haciendo uso de dicotomías agresivas sobre las elecciones tratándola como “una competencia entre ricos y pobres, entre patrones y peones, entre amo y esclavo y entre la opulencia y el mendigo Lázaro”, lo mismo Cerrón, ha manifestado textualmente que “la segunda vuelta será la expresión de la lucha de clases, la extrema derecha que se apropió de las riquezas del pueblo versus la izquierda que se las devolverá al pueblo”.

 

Bajo este panorama, Castillo, Cerrón y su partido Perú Libre, representan una ideología radical marxista-leninista, recalcitrante y obsoleta que no ha funcionado en ningún país del mundo, y cuando estos modelos se han intentado poner en práctica terminaron en un rotundo fracaso económico y social tal como en el caso venezolano, además, el principio de la lucha de clases en los planos ideológico y cultural, en que se basa el ideario Cerrón, es una concepción que fomenta el odio, el enfrentamiento y la discordia entre las personas o grupos humanos y que trata de eliminar la democracia basándose en el radicalismo y el totalitarismo.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 29 de mayo de 2021

 

SENDERO-MOVADEF SE INSERTA PELIGROSAMENTE EN LA POLÍTICA PERUANA



                      


El “pensamiento Gonzalo” lo concibió el sanguinario terrorista criminal Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso (SL), como una ideología hecha organización para la destrucción y muerte, pero después de su derrota en 1992, dejó mensajes a sus seguidores: superar el recodo y continuar con los planes, dentro de éstos, continuar con la guerra popular para tomar el poder, y si no se puede con las armas, será a través de un proceso electoral que permita anular la institucionalidad y sustituirla por otro sistema de gobierno.

 

Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional no permitieron a SL continuar con la guerra armada, por lo que en noviembre 2009 una directiva senderista dispuso la fundación del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) cuyos principales dirigentes estuvieron presos por terrorismo, iniciando un proceso para convertirse en partido legal y presentarse a las elecciones de 2011, pero el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) lo denegó por adoptar el “pensamiento Gonzalo” como principio guía, pero para las elecciones de 2016 también se presentaron con un nuevo Frente de unidad y Defensa del Pueblo Peruano (Fudepp) excluyendo el “pensamiento Gonzalo” de su prédica, pero el JNE también lo rechazó.

 

Este intento de Movadef hasta 2016 no resulto, pero para las actuales elecciones 2021 se mimetizaron como el partido Perú Libre logrando ganar la primera vuelta e incorporar hasta seis congresistas vinculados con este movimiento y SL, tres docentes (Nivardo Tello, Germán Tacuri, Paul Gutiérrez) mencionados en el informe del Ministerio del Interior, agosto 2017, “Infiltración del Movadef en el magisterio” durante la huelga nacional del Conare-Sutep (facción Movadef) encabezada por Castillo, otros dos, Elizabeth Medina y Guillermo Bermejo (actualmente procesado por terrorismo) incluidos en un informe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) y otro, Fernando Herrera, incluido en planilla de Movadef, y además, si los comunistas radicales Cerrón y Castillo ganan las elecciones habrán logrado cumplir la ideología de Abimael Guzmán de llegar al poder por un proceso electoral si es que no se lograba con las armas.

 

Bajo este panorama, existen suficientes evidencias para concluir que si el partido Perú Libre gana las elecciones implantará un régimen marxista-leninista-maoísta, un proyecto totalitario, una revolución imparable, y se mantendrán indefinidamente en el poder, tal como ha asegurado Cerrón, fundador del partido, y ratificado por Bermejo, militante y dirigente y miembro del comité político, quien al usar el término “pelotudeces democráticas” ha amenazado el orden democrático y ha atentado gravemente contra los principios fundamentales de la democracia.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 22 de mayo de 2021

 

 

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ