Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

8 DE OCTUBRE, PATRIOTISMO Y REFLEXIÓN

El día 8 de octubre coinciden dos hechos de gran trascendencia en el calendario histórico del Perú: la celebración del 186° aniversario de la creación de la Marina de Guerra y la conmemoración del 128° aniversario del Glorioso Combate Naval de Angamos.

 El 6 de Octubre de 1821 el general José de San Martín, con el título de Protector de la Libertad del Perú, firmó un Estatuto Provisional cuyos principios debían servir de pauta a la sociedad peruana mientras se organizaba el nuevo país independiente. El gobierno constituido bajo dicho protectorado encargó al capitán de navío Jorge Martín Guise, de origen británico, la misión de organizar la Marina de Guerra nombrándolo como su primer comandante general. Al juramentar dicho estatuto el día de su dación, el 8 de octubre de 1821, se estableció la fecha para la posteridad de la fundación oficial de nuestra Marina de Guerra. Nace así una institución cuya historia a través del tiempo es pródiga, protagonista del génesis de la patria y enriquecedora del alma nacional.

Casi trece años después, el 27 de julio de 1834, nace en Piura nuestro gran almirante Miguel Grau, cuya excelsa y admirable figura lo define, no solo como el héroe que a los 45 años, en la plenitud de su vida, parte conciente en el “Huáscar” a su batalla final inmolándose en la infausta jornada del 8 de octubre de 1879 en defensa y por la gloria y honor del Perú, sino también como un hombre de valores, de cuyo accionar durante toda su existencia se rescata un profundo mensaje de acción y de principios muy elevados.

El almirante Grau que conocía la realidad que vivíamos antes de la guerra con Chile, alertó oportunamente sobre la imprevisión y la deplorable situación en que se encontraban las unidades de la Marina para enfrentar un conflicto armado, sin embargo, debido a la irresponsabilidad e imprudencia del gobierno y actores políticos de esa época que esgrimían que Chile no podía significar una hipótesis de guerra, el Perú no se preparó para afrontar esa contienda.

La historia, que debiera ser una excelente maestra, no ha podido impedir que el desequilibrio estratégico en seguridad y defensa con nuestros vecinos se agudice en los últimos años. La miopía política, soberbia, desidia e imprevisión no han permitido visualizar los peligros de un desarme unilateral así como la crítica capacidad operativa, de entrenamiento y mantenimiento de nuestras Fuerzas Armadas debido a la falta de recursos.

Pero también están presentes el sacrificio, desprendimiento y el gran amor por nuestro país. Miguel Grau, distinguido como “El peruano del milenio”, nos dejo un gran legado con su ejemplo que todos los peruanos deberíamos seguir. Su ejemplo de hombre cabal, profesional íntegro, político digno, superior justo, subalterno respetuoso, vencedor magnánimo y vencido glorioso.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 8 de octubre de 2007

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ