Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

EL AVANCE TERRORISTA

A propósito del accionar cada vez mayor de columnas subversivas en el interior del país -principalmente en Huanuco, entre Ayacucho y Apurímac, en los poblados de Arequipa Alta, en Aucayacu, Tingo María y Huancavelica-, que además instan a los pobladores a votar en blanco en el próximo referéndum regional, y ahora último, la denuncia del Consejo de la paz que entre 780 y 800 profesores, sumados a personal administrativo del ministerio de Educación que mantienen vínculos con Sendero Luminoso (SL); a mediados del mes pasado el primer ministro Pedro Pablo Kuczynski -de forma sorpresiva y seguramente sobre la base de informes de inteligencia nacionales o extranjeros muy contundentes- hizo pública su gran preocupación sobre el avance del terrorismo manifestando que “es más agudo, fuerte y preocupante que hace cuatro años”. Posteriormente, el presidente y vicepresidente de la República, así como los ministros de Defensa e Interior, entre otros miembros del gobierno, salieron a contradecirlo. Sin embargo, el primer ministro se ha ratificado indicando que “el avance del terrorismo no es producto de su imaginación y hay que ser sonámbulo para no darse cuenta de lo que está pasando”, asimismo, a raíz de los últimos acontecimientos, hace unos días ha manifestado que “el tiempo le ha dado la razón”.

Lo cierto y real es que el terrorismo esta avanzando y el gobierno no cuenta con una estrategia integral antisubversiva. Esta situación ha sido ya advertida por el Departamento de Estado de EEUU. En su informe de abril 2003 Patrones globales de terrorismo, indica que, en el 2002, Sendero Lumino (SL) se encontraba entre las 36 organizaciones terroristas más activas del mundo, atribuyéndosele responsabilidad sobre 119 actos terroristas, hostigamiento a las fuerzas de seguridad e incursiones en poblaciones andinas y que sus remanentes (entre 400 a 500 militantes armados) se refugiaban en los valles del Alto Huallaga y de los ríos Apurímac y Ene. Además, el informe señala que la vinculación de SL con el narcotráfico se incrementó notablemente. Del mismo modo, en su informe de abril 2005 Organizaciones Terroristas Extranjeras, fue considerado como uno de los grupos terroristas que actuó activamente durante el 2004. Aparte de estas advertencias, el gobierno tiene conocimiento, de manera muy precisa, que los valles del Alto Huallaga y de los ríos Apurímac y Ene, así como áreas en Satipo, Tocache y otros poblados de la selva de Junín y Ayacucho son zonas casi liberadas y fortín del narcoterrorismo.

Para avanzar en sus objetivos, los grupos terroristas han cimentado una alianza cada vez más cohesionada con el narcotráfico, y están efectuando un progresivo y creciente reagrupamiento y reactivación de sus cuadros y grupos, los cuales se encontrarían en una etapa de preparación y capacitación en dichas zonas. Estos actúan también infiltrándose a centros de estudio o movimientos populares y en actos de agitación y propaganda. Este proceso, además, incluye la ejecución de emboscadas y asesinatos a personal de las FF AA y PNP; en los dos últimos años en dichas zonas, han realizado hasta 7 acciones de envergadura con lamentables pérdidas de vida, ocurriendo su última acción el domingo 15 del presente mes, con el asesinato del coronel Guillermo Paz Bustamante, Jefe del Estado Mayor EP en Huancayo.

El gobierno debe implementar una estrategia antisubversiva, que contemple, entre otras medidas, el crecimiento de la presencia del Estado e incremento sustancial de las acciones de desarrollo en dichas zonas, especialmente en las áreas rurales; la adecuación de contramedidas que contrarresten la infiltración ideológica subversiva en los diferentes campos y sectores de la población; el acercamiento y apoyo a las rondas campesinas; la repotenciación de la Dirección contra el Terrorismo y de las unidades especiales del Ministerio de Defensa y el impulso de una adecuada y eficiente inteligencia estratégica.

El gobierno está en la obligación de cumplir lo que dispone nuestra Constitución como uno de los deberes primordiales del Estado, el cual es proteger a la población de las amenazas contra su seguridad.

Publicado en la revista 5to.PODER, fecha 23 de octubre de 2005

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ