Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

INFORME DESCLASIFICADO SOBRE ACUERDO CHILE-BOLIVIA

Estados Unidos desclasificó recientemente documentos del Departamento de Estado donde aparece un informe “confidencial” dirigido al presidente Jimmy Carter notificándole que en diciembre 1975 el presidente del gobierno militar Augusto Pinochet ofreció a su homólogo boliviano Hugo Banzer una franja de territorio de 10 km con acceso al mar sin incluir áreas para un puerto marítimo, pidiendo “intercambio de territorio y derechos sobre agua dulce de Bolivia”, advierte que “Chile buscaba una alianza con Bolivia contra el Perú” y señala que este ofrecimiento reduciría tensiones en el área, debiendo la estrategia de EE UU apoyar a Bolivia a tener acceso al mar por ser una causa internacional muy popular y fomentaría la cooperación entre países del área.

Pero ¿en qué consistió realmente dicho acuerdo y como intervino el Perú? El 8 de febrero 1975, durante el “abrazo de Charaña” entre Pinochet y Banzer, normalizaron relaciones diplomáticas y arribaron al acuerdo de cesión de Chile a Bolivia de un corredor entre la línea Concordia y el extremo norte de Arica con canje compensatorio de tierra y mar cedidos y derecho chileno de aprovechar totalmente las aguas del río Lauca. Diez meses después, dicho acuerdo fue consultado al Perú (nota diplomática 685, diciembre 1975) en cumplimiento el artículo 1° del Protocolo Complementario del Tratado Perú-Chile de 1929.

Perú contestó en noviembre 1976 condicionando su aprobación al establecimiento en Arica de un área territorial bajo “soberanía compartida” de Bolivia, Chile y Perú, administración portuaria común, concesión para construcción de un puerto boliviano manteniendo soberanía sobre el mar adyacente al litoral del territorio bajo “soberanía compartida” y establecimiento de un polo de desarrollo económico mancomunado. Chile la rechazó por considerarla una alternativa diferente al acuerdo con Bolivia. En marzo 1977 Bolivia y Chile cesaron definitivamente sus relaciones por no ponerse de acuerdo en las compensaciones solicitadas por Chile.

Actualmente ambos países afrontan un litigio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por una demanda boliviana presentada en abril 2013 requiriendo la obligación de Chile para negociar “de buena fe” una salida soberana al mar. Compete al Perú su neutralidad, estar atento a los alegatos orales y al fallo final proyectado para 2018 y analizar los probables cursos de acción a seguir si el fallo dispone la convocación de una negociación de Chile con Bolivia, lo cual podría abrir la posibilidad de involucrar a nuestra frontera sur y nuestros intereses marítimos.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 11 noviembre 2017


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ