Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

TRÁFICO DE DROGA EN CONTENEDORES

En febrero pasado la Dirección Antidrogas (Dirandro) frustró, en dos intervenciones (los días 12 y 27), el envío de 390 kg de cocaína a EE UU, España y Holanda desde el Terminal Marítimo del Callao en contenedores bajo la modalidad de “gancho ciego” (violentan los sellos de seguridad) y una vez “preñado” (introducción de la droga) clonan dichos sellos. Esta acción solo puede ser concretada por narcotraficantes en combinación de trabajadores portuarios, agentes aduaneros y policías. Según investigaciones de la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) hasta 300 trabajadores portuarios tienen antecedentes por tráfico de drogas y otros delitos.

El gobierno no toma conciencia de esta grave problemática y los candidatos presidenciales solo hablan de generalidades. Según la Cepal, en 2014 el Callao, con 1’992,473 TEU (contenedores de 20 pies) fue el 6° puerto con mayor movimiento (unos 5,500 diarios) los que no pueden ser verificados por falta de escáneres y equipos de control, efectuándose solo 5% de aforos aleatorios por falta de personal.

Nuestro país es el mayor productor de cocaína del mundo, y aunque la última cifra oficial de 2008 registró 302 TM, según proyecciones actualmente estaríamos produciendo entre 350 y 420 TM, de éstas, unas 320 TM son exportadas por narcotraficantes y 120 TM saldrían vía marítima por el puerto del Callao, pero increíblemente en 2015 solo 0.7 TM (0.38%) fue detectada en contenedores y decomisada por la policía.

Ahora la Sunat recién se acuerda de la droga camuflada en contenedores y según el intendente de gestión y control, Gustavo Romero, se busca frenar su salida impulsando una certificación internacional que fija controles más estrictos a envíos al exterior. Debe recordar el intendente que la Sunat tiene como objetivo estratégico institucional garantizar la seguridad de la cadena logística y desde octubre 2015 asumió la presidencia del Grupo de Trabajo del Marco SAFE, iniciativa de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), según la cual las administraciones aduaneras deben efectuar control y análisis de riesgos de los contenedores antes de ser embarcados, y además, deben aplicar un programa de inviolabilidad de sellos de seguridad, lo cual no se realiza.

Asimismo, existe un Programa Global de Control de Contenedores de UNODC – OMA cuyo objetivo principal es combatir los delitos en contenedores mediante inspecciones basadas en criterios científicos y objetivos que podríamos implementar, pero lamentablemente nadie se preocupa.  


Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de marzo de 2016

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ