Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

PERÚ: IMPARABLE PRODUCCIÓN DE DROGA

El pasado día 11 la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) presentó nuestro Monitoreo de Cultivos de Coca 2013, de cuyo resultado el gobierno presentó como su mayor éxito la reducción de cultivos ilegales de 60,400 hectáreas (2012) a 49,800 el 2013 (-17.5%), sin embargo, ésta disminución representa solo parte de la problemática general del tráfico ilícito de drogas, pero otra importante, la producción de cocaína, no puede ser contrarrestada.

De las 24 regiones del país, 13 cultivan coca ilegal desde donde se obtienen hojas secadas al sol usadas –más del 90%– por narcotraficantes para elaboración de toda la droga producida, y éstas solo disminuyeron de 128,739 toneladas (2012) a 121,242 el 2013 (-5.8%), mucho menor en proporción a la reducción de cultivos.

El problema se agrava en el VRAEM, sus 19,965 hectáreas de coca ocupan todos los suelos donde es posible cultivarla y representan 38.5% del total nacional, sus cultivos son manejados con tecnología y agroquímicos obteniendo el más alto rendimiento y productividad por hectárea (4 toneladas de hoja seca por hectárea cultivada con 4 cosechas anuales) produciéndose 57.3% del total nacional y derivada totalmente al narcotráfico para elaboración de cocaína.

Es preocupante que desde 2009 la UNODC no dé resultados sobre nuestra producción de cocaína, el último lo publicó el 2008 registrando 302 toneladas 100% pura, en aquel año, equivalente al 36% de la producción total mundial (845 toneladas) e increíble e inexplicablemente, desde hace 5 años, argumenta que se encuentran en revisión los factores de conversión.

Por la alta productividad de cultivos y mejoras en elaboración de pasta básica y clorhidrato se calcula que podríamos estar produciendo entre 350 y 400 toneladas anuales, y de ellas, el 2013 solamente se incautaron 24 (Colombia, el 2012, de 300 toneladas incautó 188).  

Bajo este panorama seguiremos ocupando muchos años más el indignante primer puesto del mundo como productores y exportadores de cocaína, mientras:
1) No se evite el ingreso de insumos químicos a las cuencas cocaleras (especialmente al VRAEM);
2) No se incremente el esfuerzo y operativos para incautaciones, destrucción de laboratorios y captura de narcotraficantes;
3) No se controlen eficazmente las rutas de salida de drogas, terrestres, marítimas (embarcaciones, contenedores), aéreas (aeropuertos, puentes aéreos), fluvial y lacustre; y
4) No se combata frontalmente la microcomercialización.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 21 de junio de 2014


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ