Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

DOCUMENTAL CHILENO DISTORSIONA ACCIÓN DE GRAU EN COMBATE DE IQUIQUE

Hace 127 años, el 21 de mayo de 1879, tuvo lugar el Combate Naval de Iquique en la bahía del que era entonces nuestro puerto principal de Tarapacá y centro importante de exportación de salitre. En este lugar se entabló un enfrentamiento entre el monitor Huáscar, al mando de Miguel Grau, y la corbeta chilena Esmeralda, al mando de Arturo Prat, siendo hundida esta última en casi cuatro horas de cruento combate y después de recibir tres embestidas del Huáscar con su espolón.

Justamente, el 21 de mayo 2006, aniversario del combate, la Televisión Nacional chilena (TVN) transmitió un documental de 50 minutos de duración denominado “Mayo 1879”, usando la moderna técnica de simulación digital tridimensional 3D. Según su realizador, el chileno Fernando Luchsinger, se reconstruye este combate naval con aspectos poco conocidos, contando con el asesoramiento de los historiadores de la Armada Marco Hernández y Eduardo Rivera, y con el patrocinio de la Academia Chilena y el Museo Naval y Marítimo de Valparaíso.

Tratando de minimizar la habilidad de comando de Miguel Grau así como las acciones de combate del Huáscar, el realizador destaca que “gran parte de la tripulación de la Esmeralda ya estaba diezmada cuando comenzó el combate por los ataques con artillería desde la costa”. Al respecto, revisando libros de historiadores chilenos como Gonzalo Búlnes y Gonzalo Vial Correa, los partes chilenos después del combate así como diversos libros de historiadores peruanos y extranjeros, se puede constatar que por los disparos desde tierra sólo fallecieron 3 hombres y resultaron heridos otros 3, de un total de más de 200. Además, dichos ataques no afectaron la obra viva ni la efectividad en el combate de la Esmeralda.

Del mismo modo, en este documental se trata de resaltar en la simulación digital que “por la poca pericia peruana en el manejo de los cañones, el Huáscar tuvo que abordar a la Esmeralda con espolonazos”, lo cual no concuerda con la realidad. Según el mismo parte de Miguel Grau, de fecha 23 de mayo de 1879, él decidió (tácticamente) atacar con el espolón debido a que los tiros de cañón no podían ser bien dirigidos por encontrarse el Huáscar en la boca del puerto bajo la acción de la mar y el Esmeralda muy cerca de la población.

Otro aspecto que destaca Luchsinger como “tópico no demasiado conocido”, tratando de dramatizar el documental, es que “de los 201 tripulantes de la Esmeralda habían 34 que eran menores de 15 años, la mayoría de los cuales fueron liquidados de una sola vez cuando un proyectil del Huáscar impactó en la rueda del timón”. Al respecto, tampoco existe fuente chilena ni peruana que afirme que había dicha cantidad de menores abordo de la nave chilena.

Lo cierto es que estas distorsiones del documental chileno sobre el Combate de Iquique, no pueden empañar en absoluto la acción de Miguel Grau, quien tuvo la entereza de mandar todas las embarcaciones de su buque para salvar a 63 náufragos chilenos. La audacia, valor, heroísmo, magnanimidad, nobleza y cualidades humanas de Miguel Grau y la tripulación del Huáscar fue lo que destacó nítidamente durante este combate naval.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 8 de junio de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ