Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

CARENCIA DE GRÚAS Y AFECTACIÓN DE PRODUCTIVIDAD EN PUERTO DEL CALLAO

Desde 1983 el transporte internacional de carga ha venido transformándose de carga fraccionada a contenerizada, motivo por el cual los puertos principales en el mundo han adecuado su infraestructura portuaria, principalmente con la instalación de grúas tipo pórtico en los muelles para el embarque y desembarque de contenedores, ya que los buques modernos no tienen grúas abordo por requerir mayor espacio de carga. En el Callao la atención de contenedores se inicia en 1989 y, sin embargo, por desidia, ineficiencia, falta de voluntad política o trabamiento burocrático, desde hace 17 años, no contamos con ninguna grúa.

El Muelle Nº 5, conocido como Muelle Norte, el cual no va a ser concesionado, fue construido entre 1967 y 1973 y, actualmente, a pesar de no estar acondicionado para carga de contenedores, principalmente por falta de grúas, manipula con gran desventaja y lentitud, más de 700 mil contenedores al año. Es realmente inconcebible que desde 1987 se colocaron en este muelle vigas carriles para la instalación de grúas, pero al no haberse concretado su adquisición, por el tiempo transcurrido de casi 20 años el acero de refuerzo de los pilotes presenta deterioro por corrosión que puede ocasionar su seccionamiento.

Los principales puertos de la costa oeste de Sudamérica, tales como San Antonio y Valparaíso en Chile; Buenaventura en Colombia y Guayaquil en Ecuador, cuentan con dichas grúas y los buques permanecen en muelle no más de 12 horas. Paradójicamente, el Callao, que por su ubicación geoestratégica tiene un mayor movimiento de contenedores, debido a que los buques deben utilizar sus propias grúas, se ven obligados a permanecer 24 horas, es decir, el doble de tiempo por la baja cadencia de operaciones de 25 contenedores por hora, frente a un promedio referencial de 60 con el empleo de dos grúas pórtico de muelle. Además, la falta de áreas de depósito en el muelle obliga al usuario el empleo de áreas externas privadas. Según estudios realizados, estas, entre otras deficiencias, ocasionan que el costo promedio por buque en el Callao sea de alrededor de US$ 73,000, frente a US$ 20,500 en el puerto chileno de San Antonio.

El ex presidente del directorio de la Autoridad Portuaria Nacional (APN) Gonzalo Garland durante una entrevista en noviembre pasado manifestó que “el tema de lentitud genera sobrecostos por aproximadamente US$ 200 millones, según una consultora extranjera, y eso lo pagamos todos los peruanos”, añadiendo que “hay barcos que navegan por el Pacífico pero que no vienen hacia el Callao porque demoran en cargar, y prefieren irse a otro puerto”.

En este contexto, en que nos encontramos ad portas de entregar en concesión el Muelle Sur, se necesita con carácter urgente para el Muelle Nº 5, la adquisición de por lo menos dos o tres grúas pórtico así como el inicio de los trabajos de reparación, rehabilitación y reforzamiento, cuya duración se calcula entre uno y dos años. Este requerimiento ha sido reiterativo hace muchos años pero no se concreta, a pesar de que es imprescindible para aumentar el nivel de productividad y competitividad del puerto del Callao.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 25 de mayo de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ