Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

GEOPOLÍTICA GASÍFERA MUNDIAL

La Agencia Internacional de Energía anticipa que el uso del gas, denominado “combustible del futuro”, crecerá un 50% más rápido que el consumo de petróleo en los próximos 25 años. Esta demanda, principalmente de países industrializados como Gran Bretaña, EE UU y del sur de Europa, está ocasionando un aumento considerable en su cotización de entre US$ 2 y US$ 3 el millón de BTU, hace unos años, hasta US$ 9.70 en la actual Bolsa de Valores de Nueva York.

Un factor que está contribuyendo a esta tendencia, es que, además del gas natural sin procesar (GN) trasladado a través de gasoductos, está aumentando la producción de gas natural licuado (GNL) transportado en buques cisterna, lo que posibilita la competencia con el petróleo como un producto global. Si bien el uso creciente del gas está reduciendo la dependencia de los países de occidente en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el cambio geopolítico presenta un aumento de la influencia de Rusia, Irán y Qatar, países que cuentan con las mayores reservas de gas en el mundo (Rusia tiene 1,700 trillones de pies cúbicos (TCF), equivalente al 27% del total mundial, lo sigue Irán, con 971 TCF y Qatar, con 910 TCF.

Rusia, por ejemplo, que abastece 120,000 millones de metros cúbicos anuales de gas a Europa occidental, especialmente a Alemania, Italia, Francia y Austria, en enero 2006 suspendió el suministro a través de los gasoductos que cruzan Ucrania en medio de un invierno muy duro, por pretender quintuplicar sus precios, lo cual fue entendido como “el uso del gas como instrumento político”.

EE UU, que ve con intranquilidad la dependencia de Europa del gas ruso, acaba de nominar a Ucrania socio comercial normal, pre-requisito para su ingreso a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Actualmente, Rusia impulsa agresivamente planes para exportar GNL a EE.UU, sin embargo este, de acuerdo al panorama geopolítico evita esa posibilidad ya que además de recibir GN de Canadá y GNL de Trinidad y Tobago, próximamente aumentará sus importaciones desde países como Qatar, que está en posición de ser el principal país exportador del mundo, y desde Egipto y Angola.

Por su parte, Irán, con sus inmensas reservas de gas, es considerado como el país más antioccidente del Medio Oriente y actualmente, a pesar que se encuentra enfrentado a EE UU y la UE por un cuestionado programa nuclear, efectúa prueba de misiles y realiza grandes maniobras en el Golfo Pérsico y el mar de Omán.

En este panorama, mientras que Japón y China se disputan los ricos yacimientos de gas del Mar de China Oriental, por otro lado, China y Rusia fortalecen su asociación estratégica y acuerdan transportar grandes cantidades de gas desde Siberia hasta China actuando como balance frente al poder de EE UU.

Los países industrializados han tomado conciencia de los riesgos que implica una extrema dependencia en materia energética y se ven obligados a diversificar o buscar otras fuentes para no ser dependientes, sin embargo, las circunstancias geopolíticas podrían ser causantes de conflictos inmanejables.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 6 de abril de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ