Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

USO DE LA VÍA MARÍTIMA POR EL NARCOTRÁFICO

Cuando se habla de traslado de droga por el mar, algunos le llaman a esta vía “el océano de las drogas”, otros, “la ruta blanca”, pero lo cierto es que miles de toneladas de cocaína circulan por los mares del hemisferio. Según la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), el 90% de toda la cocaína que se produce en Sudamérica es transportada por vía marítima hacia las costas mexicanas y de Centroamérica, y de allí, enviada a los EE UU y a algunos países de Europa.

Con respecto al Perú, la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) señala que en el año 2004 se cultivaron 50,300 hectáreas de hoja de coca, de las cuales solamente se requieren 9,000 para satisfacer la demanda legal en su uso tradicional y para fines industriales y médicos; esto significa que las 41,300 hectáreas restantes son derivadas al narcotráfico y, sobre la base de esta cantidad, los narcotraficantes podrían producir anualmente entre 160 y 190 de toneladas métricas de cocaína de las casi 700 que se consumen a nivel mundial (se requieren entre 213 y 256 hectáreas para producir una tonelada métrica de cocaína elaborada cuyo valor en EE UU es de US$ 100 millones).

En este contexto, según informaciones tanto de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) como del Ministerio del Interior, entre el 70% y 80% de la cocaína que produce nuestro país sale por vía marítima hacia México y EE UU. Los narcotraficantes trasladan la pasta básica principalmente desde la zona del Alto Huallaga, Tocache, Uchiza, y del Ene hacia la costa, donde es procesada en cocaína y acondicionada en contenedores aprovechando el transporte comercial; además emplean diferentes tipos de embarcaciones de pequeña superestructura para evitar detecciones por radar, embarcaciones pesqueras o de recreación y lanchas rápidas que generalmente zarpan de Chimbote, Callao, Paita o de cualquier playa de nuestro amplio litoral, traspasando la droga en alta mar a barcos de mayor calado. En cuanto a los métodos para ocultar la cocaína, estos son cada vez más ingeniosos, audaces y espectaculares; los narcotraficantes emplean tiburones congelados, calamares gigantes, botellas de cerveza, lingotes de plomo, libros, e incluso muebles, tornando cada vez más difícil la labor de la Dirección Nacional Antidrogas de la Policía Nacional (Dirandro-PNP) y de los agentes de la Brigada de Operaciones Especiales de la Sunat.

El día 27 de setiembre de 2005, el Tribunal Constitucional (TC) al fallar sobre la inconstitucionalidad de los cultivos de coca en Cusco y Huánuco, indicó que la política de Devida no ha cumplido con las expectativas. Todo este panorama nos debe hacer reflexionar muy profundamente sobre la necesidad de examinar los resultados de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas ENLCND 2002-2007 formulada por Devida como ente rector contra las drogas, y de ser necesario, redefinirla en toda la cadena delictiva del proceso, y especialmente, en el transporte de la droga por vía marítima, por donde sale la mayor cantidad.

En este sentido, se requiere urgentemente el establecimiento de un adecuado sistema de seguridad portuaria y de vigilancia marítima, así como el fortalecimiento de las capacidades humanas y materiales para la detección de embarques de drogas, pero principalmente, con el fin de localizar embarcaciones con drogas en alta mar, es imprescindible un eficiente control e interdicción marítimo y aéreo con el empleo de guardacostas y fragatas misileras tipo Lupo de la Marina de Guerra, así como aviones de patrullaje marítimo con una adecuada autonomía de vuelo mayor a ocho horas continuas y provistos de sensores de última tecnología, empleando además una adecuada Inteligencia operacional y estratégica.

Es importante resaltar que en el mes de mayo de 2005, el presidente del directorio de Devida, Nils Ericsson Correa, informó que los gobiernos del Perú y EE UU firmarían un convenio para que las fragatas misileras Lupo de la Marina en coordinación con el Comando Sur americano efectúen labores de interdicción contra el narcotráfico en alta mar, lo cual, de concretarse, significaría un buen avance para reducir el traslado de droga por esta vía.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 25 de octubre de 2005

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ