Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

NARCOTRÁFICO EN EL PERÚ EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS


Por la pandemia del coronavirus en zonas con mayor cantidad de cultivos de coca (Pichis, Palcazú, Pachitea, San Gabán y el Vraem), por exceso de producción y restricciones para trasladar drogas, el precio de hoja de coca seca (principal producto para elaborar cocaína) y el precio de esta droga habrían bajado, según cálculos entre 30% y 50%, sin embargo, los narcotraficantes consideran aún muy rentable este vil negocio y no han reducido su producción y tráfico, más bien, por operaciones detectadas, habrían aumentado considerablemente.
  
En el puerto del Callao, el 6 de abril se encontraron 21 kilos de cocaína dentro de un contenedor, y solo hace 3 días incautaron 172 kilos de cocaína del buque Valparaíso Express (con bandera alemana) ¿Cuánta droga podría haber salido vía marítima durante la emergencia sanitaria? considerando que el puerto siguió operando y movilizó 3,000,000 TM de carga contenerizada (285,000 TEU) pasando solo 2% control aduanero, también, el 7 de abril, en el puerto de Rotterdam, fueron descubiertos en un contenedor del buque Cristina Star (con bandera liberiana) que zarpó del puerto de Paita 1,000 kilos de cocaína en 20 costales, además, en la región Loreto, frontera con Brasil, en operación bilateral policial conjunta el 20 de mayo fue intervenida una avioneta en una pista de aterrizaje clandestina cargando 420 kg de cocaína para transportarla a Brasil.   
   
Los narcotraficantes están trasladando la sobreproducción de cocaína del Vraem hasta la región Ucayali, convertida en zona estratégica y corredor de drogas por vía aérea y fluvial (región también convertida en nuevo foco de contagio del covid-19 con más de 3,000 casos y 100 decesos). En esta región el 29 de marzo se incautaron 310 kilos de cocaína en Masisea que iba a ser transportada a Bolivia y entre el 6 y 24 de abril 120 kilos más, en estas operaciones se detuvieron 20 narcotraficantes y solo en el período de pandemia (marzo-mayo) fueron destruidas varias pistas de aterrizaje clandestinas al oeste de dicha región (en Pichis, Pachitea y Palcazu). 

Bajo este panorama, el gobierno debería evitar que desde las regiones de la Amazonía fronterizas con Bolivia, Brasil y Colombia (regiones de Puno, Madre de Dios y triple frontera con Brasil y Colombia) siga aumentado el tráfico de droga incentivado por el mayor consumo de cocaína en Brasil, Argentina y Chile, y desde donde se estaría traficando la droga a otros países de Europa, África y Asia.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 30 de mayo de 2020


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ