Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

NUESTRO DEFICIENTE SISTEMA TRIBUTARIO


El pasado día 7 Claudia Suárez juró como nueva Superintendente Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), institución cuya misión principal es proporcionar los recursos para la sostenibilidad fiscal y estabilidad macroeconómica del gobierno mediante la administración y fomento de una tributación justa, tiene el enorme reto de reducir la informalidad, el contrabando y ampliar la base tributaria, sin embargo, presenta una imagen que prioriza la fiscalización y recaudación al grupo minoritario de contribuyentes que pagan sus impuestos sin conseguir ampliar la tributación de los evasores que representan la mayoría del país.

Según el INEI, 86% de empresas nacionales no paga impuestos, se estima que dejan de recaudarse anualmente S/ 60 mil millones; según cifras del MEF, la evasión fiscal anual al Impuesto General a las Ventas (IGV) llega a 36% y al Impuesto a la Renta (IR) 57%. El indicador que más preocupa en nuestro país es la baja recaudación tributaria respecto al PBI (presión tributaria), en 2018 llegaría a 13.9%, bajísimo nivel respecto al promedio de América Latina y el Caribe (23%), y peor aún al promedio OCDE (35%); para desarrollarnos nuestra presión tributaria no debería bajar de 25%.   

En el marco de la Ley de Fortalecimiento de Responsabilidad y Transparencia Fiscal, en 2013 fue creado el Consejo Fiscal (adscrito al MEF) para fortalecer el buen desempeño y manejo de la política fiscal, su presidente, Waldo Mendoza, en setiembre pasado graficó crudamente la situación de nuestro sistema tributario “la recaudación en Perú va casi de la mano con el valor de  los commodities, en realidad no hemos hecho nada, no hay tendencia a la recuperación de la presión tributaria, los gastos se han venido ajustando, un país como este no tiene futuro”. Situación compleja porque el Banco Mundial pronostica que las materias primas en los próximos 10 años seguirán a la baja lo que complicaría nuestra base de recaudación por significar 60% de las exportaciones y 20% de ingresos fiscales.

Bajo este panorama, para atenuar las brechas socioeconómicas existentes requerimos de un sistema tributario eficiente y justo que aumente la recaudación fiscal ampliando la base tributaria, para ello la Sunat además de simplificar los procesos, deberá incrementar su capacidad operativa, técnica, organizacional, estructural, de capital humano, informática y tecnológica, pero además, el aparato público debe mejorar la gestión y calidad del gasto de los tributos de los contribuyentes para el desarrollo del país.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 12 de enero de 2019

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ