Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

SIN INSTITUCIONES FUERTES POCO AVANZAREMOS

La agenda política actual nos mantiene inmersos en la falta de diálogo entre el presidente electo PPK y la lideresa de Fuerza Popular, pero lo más preocupante es que de no lograrse acuerdos políticos ni acciones consensuadas, el gobierno electo no tendrá asegurada la gobernabilidad necesaria para priorizar una reforma del Estado que incluya el mejoramiento de la calidad de nuestras instituciones y de su capacidad para garantizar una gestión eficaz del Estado, con especial referencia a las instituciones legislativas, judiciales y policiales, los organismos de gestión centrales, la gestión e innovación en el sector público, el gobierno central, la descentralización y la participación.

Todas las propuestas y retos que se presentan para el nuevo gobierno giran principalmente alrededor del sector económico, pero cuando se plantea la lucha contra la inseguridad ciudadana, corrupción e informalidad, se consideran como desafíos de corto plazo, sin embargo, nada de esto podrá lograrse adecuadamente ni proyectarlo al largo plazo sin mejorar la gestión del Estado con reformas que fortalezcan las instituciones: políticas (contra el nepotismo, clientelismo, prebendarismo), partidos políticos (por escasa credibilidad y bajo nivel institucional), gobiernos locales y regionales (descentralización y representación política), administración de justicia (institución endeble y falta de transparencia), policía (capacitación, infraestructura, corrupción, sueldos), informalidad (falta de capacidad institucional para enfrentarla) Congreso (falta de capacidad y equilibrio), educación y servicios básicos (capital humano y recursos).

La institucionalidad en nuestro país se ha debilitado progresivamente, durante el actual gobierno hemos retrocedido 21 puestos en el índice de institucionalidad del Reporte de Competitividad Global del Foro Económico mundial, del puesto 95 (2011) al 116 (2016), ocupando en el reporte 2015-2016 los últimos puestos (entre 140 países) en los pilares correspondientes a “buen funcionamiento de las instituciones”: fiabilidad de la policía (135), crimen organizado (133), confianza pública en los políticos (130), costos de la delincuencia y violencia (129), despilfarro del gasto público (117), desvío de fondos públicos (114), independencia judicial (112).

Bajo este panorama uno de los grandes desafíos que tenemos es el institucional; el nuevo gobierno deberá considerar como prioritario el fortalecimiento, estabilidad y mejora de las instituciones del Estado, ya que éstas regulan la política, el mercado, y dirigen el camino democrático. Cuando nuestras instituciones sean de calidad, eficientes, serias y respetadas, permitirán alcanzar la predictibilidad y confianza en el futuro, y el consiguiente progreso y desarrollo para nuestra Patria.


Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 25 de junio de 2016

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ