Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

INSENSIBILIZADOS ANTE LA INFORMALIDAD LABORAL

El pasado día 17 el Centro de Investigación Empresarial de Perucámaras (CIE) informó que 81.9% de trabajadores en la macro región centro son informales, pero en el resto de macro regiones es similar: norte (80.8%), oriente (83.8%), y sur (78.9%). Es inaudito que en 15 de las 25 regiones del país más de 80% de su Población Económicamente Activa (PEA) trabaje informalmente. A nivel nacional, de 30 millones de habitantes, 15.5 conforman la PEA, y de estos, 10.5 (68%) son informales. En nuestra capital llega a 43%.

Los jóvenes (18 a 24 años) son los más afectados, de cada cinco, cuatro laboran informalmente, de 2 millones (PEA ocupada) 1.6 millones (82.4%) es informal. La masa de 150 mil que sale anualmente a buscar trabajo no es absorbida formalmente dirigiéndose a la informalidad. De cada cinco empresas en el país tres son informales, y las micro y pequeñas empresas (mypes) concentran 80% del trabajo informal (2.5 millones).

Es probable que hayamos escuchado otras veces estas increíbles cifras y ya no nos llamen la atención porque peligrosamente nos estamos insensibilizando (principalmente el gobierno y muchos empresarios) ante esta gravísima y aguda realidad que nos desborda y origina que una mayoría de peruanos trabaje informalmente o este subempleado, con sueldos indignos, sin vacaciones, CTS, ni condiciones mínimas de seguridad, cobertura previsional y salud.

El gobierno prometió una reducción de doble dígito pero no ha cumplido. Es su responsabilidad acatar la Constitución promoviendo condiciones para el progreso social y económico mediante políticas de fomento del empleo productivo y educación para el trabajo. Sin embargo, la Ley General del Trabajo se encuentra encarpetada. Su estrategia sectorial para formalización laboral (setiembre 2014) y su plan de acción para fiscalización de registros de planillas a empresas (abril 2015) no han logrado revertir nuestro altísimo nivel de informalidad, de los mayores en la región.

Para ello debería implementar políticas adecuadas en la legislación laboral (uniformizar diversos regímenes laborales y compatibilizarla con el incremento de productividad laboral), promocionar inversiones, incentivar en las empresas la capacitación laboral e innovación tecnológica, viabilizar la actividad formal disminuyendo tramitación engorrosa, disminuir sobrecostos laborales en mypes, entre otros.

Por su parte, las empresas deberían mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, capacitarlos para incrementar su creatividad y productividad, invertir más en investigación y desarrollo, adoptar nuevas tecnologías e infraestructura, e incorporar modelos de innovación.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 22 de agosto de 2015


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ