Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

DROGAS: EXTRAÑA PROMESA DE COOPERACIÓN DE EE UU AL PERÚ

El pasado día 11 el presidente peruano Ollanta Humala –en visita oficial a EE UU– y su homólogo Barack Obama ratificaron la imperiosa necesidad de incrementar los niveles de cooperación, tanto económicos como técnicos, para combatir el narcotráfico. Para Humala, el tema central de esta visita fue buscar un incremento de cooperación de ese país para combatir las drogas, inclusive en su discurso en el Centro para el Progreso estadounidense dijo: “deben entender que esta lucha es una tarea de corresponsabilidad”.

Este principio de “responsabilidad compartida” significa la acción conjunta de apoyo mutuo y equitativo entre los países productores, que deben disminuir la producción y tráfico de drogas, y los países consumidores, que deben disminuir el consumo y brindar apoyo económico y cooperación técnica y tecnológica. A pesar  que es requerido hace muchos años por los gobiernos peruanos a EE UU, su aplicación es mínima a pesar que teóricamente acepta su corresponsabilidad por el alto nivel de consumo de drogas.   

Entonces, es extraña la promesa de Obama por cuanto desde hace más de 10 años el apoyo económico de EE UU a la lucha antidrogas peruana viene disminuyendo desde el año 2003 (US$ 206 millones) –2004 (116), 2007 (101), 2009 (56)– hasta el 2013 (US$ 23 millones), limitando su apoyo a donar computadoras y equipos a la Procuraduría Antidrogas, unas pocas coordinaciones e intercambio de inteligencia y mínimamente en programas bilaterales y desarrollo alternativo a través de la Agencia de EE UU para el Desarrollo Internacional (Usaid).  

Bajo este panorama, esta reducción del apoyo de EE UU al Perú para la lucha antidrogas, además de su mala situación fiscal, sería por:

1) La reorientación del destino de la cocaína producida en nuestro país hacia Europa y Asia. Hasta los años 90, el 70% se dirigía a este país,  actualmente 70% va a Europa y Asia y solo 15% a EE UU. Esto motiva que el Perú debería buscar mayor cooperación de la Unión Europea y efectuar mayores coordinaciones con países vecinos;

2) Los malos resultados de las estrategias antidrogas peruana, principalmente, los sostenidos incrementos de cultivos de coca y producción y tráfico de cocaína. Esta situación nos convierte en el mayor productor de la región; y

3) La mejor situación económica de nuestro país. Esto nos obliga a incrementar sustantivamente la reducida asignación de recursos (US$ 300 millones anuales) para esta lucha, contra unos US$ 2,500 millones que mueve el narcotráfico.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 22 de junio de 2013


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ