Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

PELIGROSA ESCALADA TERRORISTA

Un nuevo ataque terrorista se produjo el día 2 de este mes en la localidad de Sinaycocha, en el distrito de Santo Domingo de Acobamba, región Junín, zona situada al noroeste del Valle de los Ríos Apurímac y ENE (VRAE), vinculada al narcotráfico y de permanente flujo terrorista. En este atentado, cuando un helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea intentaba aterrizar para trasladar a soldados heridos en una emboscada producida la noche anterior, elementos terroristas dispararon ráfagas con ametralladoras tipo MAG o PKM que impactaron el rotor, afectando su estabilidad y ocasionando su caída a tierra, falleciendo los dos oficiales que lo piloteaban y un técnico, quedando además 8 heridos. No se pudo rescatar los cuerpos de los fallecidos ni a los heridos debido a que el otro helicóptero protector (sombrilla) debió abandonar el área para evitar los disparos. El día 4 se ha logrado rescatar y evacuar los 8 soldados heridos, faltando recuperar los 3 cuerpos de los caídos en combate.

Es importante resaltar que el ataque a los helicópteros es un objetivo principal de los terroristas, ya que en el área de operaciones representan el medio más importante para el transporte de personal, traslado de equipos, munición y racionamiento, así como protección en los patrullajes. Los terroristas han efectuado varios atentados a estos helicópteros, impactándolos y afectando su fuselaje. Inclusive el 29 de abril atentaron contra el MI-17 en el que volaba el general Contreras, Jefe del Comando Conjunto de las FF AA. Con respecto a los helicópteros MI-25 blindados del Ejército, se desconoce porque no los usan.

Hace 10 años, un helicóptero similar fue emboscado en San Martín de Pangoa, Satipo –entre el caserío de Alto Anapati y la base militar de Llanco–, donde los terroristas se llevaron ametralladoras PKM, las mismas que pueden haber sido usadas en este último ataque. Cabe señalar que en abril pasado se aprobó la asignación de S/. 3’300,000 para el blindaje de 4 helicópteros MI-17, además de US$ 384,000 para adquirir 240 chalecos antibalas para los efectivos que realizan las patrullas, pero se desconoce el avance del proceso administrativo.

Este ataque terrorista enluta nuevamente a familiares de valerosos efectivos caídos, pero además preocupa a todos los peruanos por la peligrosa escalada terrorista en proporción, frecuencia, cantidad de elementos y capacidad de potencia. Los terroristas han aumentado desde el 2006 de 220 a 600. Desde el 2001 ya suman más de 80 muertos entre militares, policías y pobladores, y solo en los últimos 5 meses, en 13 atentados, se registraron 24 muertos y decenas de heridos. Además, a pesar de grandes esfuerzos, no se logran capturas de importantes cabecillas como la de “Feliciano” en 1999 y “Raúl” el 2003.

Coincido con lo manifestado por el ministro de Defensa el día 3 en el Congreso: que el terrorismo se ha revelado contra la sociedad, y cuando ataca a las fuerzas del orden lo hace contra todos los peruanos, y por actuar en nuestra defensa, debemos respaldarlas y apoyarlas por “justicia, lógica y gratitud”.

En este panorama la pregunta sería: ¿De que nos sirve tener más de US$ 32,000 millones de Reservas Internacionales Netas (RIN) si hay una peligrosa escalada narcoterrorista que podría desestabilizar la gobernabilidad y afectar el destino de nuestra Nación? Por tratarse de una grave problemática, el gobierno debería asignar recursos de estas reservas para enfrentar adecuadamente la lucha en el campo militar, así como para el desarrollo de esta conflictiva zona.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de setiembre de 2009

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ