Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

RENUNCIA ADELANTADA DEL MINISTRO DE DEFENSA

El ministro de Defensa Loret de Mola ha pedido casi dramáticamente ante la opinión pública que lo separen del cargo lo antes posible, y lo hizo precisamente durante una conferencia de prensa para difundir los logros del Proceso de Reestructuración de las Fuerzas Armadas.

Analizando el problema sobre la situación tan precaria de nuestras Instituciones Militares, las que se encuentran severamente afectadas en su operatividad debido principalmente a la falta de alistamiento, mantenimiento, preparación y entrenamiento, no nos debería llamar la atención que este pedido público de su rápido relevo lo haya manifestado en tan importante evento y no directamente al presidente, como correspondería, y esto según mi opinión, se debe fundamentalmente a que recién ha tomado conciencia que no tenía ningún logro importante que exponer con respecto a la eficiencia y eficacia operativa de las unidades de combate de las Fuerzas Armadas, su razón de ser, ya que según mandato del artículo 165° de nuestra actual Constitución en vigencia, la misión de éstas es la de garantizar la soberanía, independencia e integridad territorial de la República.

En este sentido, debió sustentar ese logro y no otros tan intrascendentes y demagógicos expuestos como las 84 veces de reunión de la Comisión Permanente de Reestructuración, o la existencia en el actual ministerio de 19 funcionarios civiles con cargos directivos y de asesoría, o lo que figura en Internet sobre proyectos y planes de adquisiciones.

Como todo tiene una explicación, considero que el ministro simplemente no ha cumplido con su función y aunque “tenga los nudillos gastados de tanto tocar las puertas del MEF”, no iba a lograr nunca los recursos necesarios para la operatividad de las Fuerzas Armadas, simplemente porque su principal función no es gastarse los nudillos de los dedos tocando puertas, sino, tal como lo demanda la Ley número 27860 del ministerio de Defensa, ha debido:

Formular y proponer la política del Estado para la defensa y seguridad nacional.
Someterla a la aprobación del Consejo de Defensa Nacional.
Disponer lo necesario para su implementación y aplicación, y
Garantizar el accionar de las FFAA en el mantenimiento de la soberanía, independencia e integridad territorial de la República.

Lógicamente, el ministro no ha cumplido en lo más mínimo con dichas funciones, ya que durante sus casi dos años de permanencia en el cargo, no se ha reunido ni en una sola oportunidad el Consejo de Defensa Nacional, el cual es presidido por el Presidente de la República, y menos, se ha realizado un Planeamiento Estratégico para la Defensa, de cuyas conclusiones se determina la estructura y magnitud de las fuerzas operativas y del personal y del presupuesto requerido.

Y como el ministro no ha cumplido con sus funciones, no existe la base legal que demuestre los requerimientos presupuestales necesarios para la operatividad de las fuerzas, por lo tanto, él se siente responsable de la situación actual de las unidades de combate, y el año 2006 el próximo gobierno les pedirá cuentas a este régimen y en particular a los ministros de Defensa por la pésima condición del valor patrimonial de las FFAA, el cual además les pertenece a todos los peruanos.
Publicado en el diario CORREO, fecha 17 de noviembre de 2003

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ