Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

DRAMÁTICA DESNUTRICIÓN INFANTIL


El día 21 de febrero pasado la Fundación Gates presentó en el Perú, y en otros siete países del mundo, un informe de The Lancet –una de las principales publicaciones médicas a nivel mundial– titulado “La serie sobre desnutrición materno infantil”. En este documento se advierte sobre los daños irreversibles que sufrirán los niños en su edad adulta si no son nutridos adecuadamente durante los dos primeros años de su vida.

Nuestro país lamentablemente ocupa el primer lugar en cantidad de niños desnutridos, seguido de Bolivia, Ecuador y Guatemala. Además, la editora de The Lancet, Laura Caulfield, ha explicado que en los 880 distritos de nuestro país, 6 de cada 10 niños están en situación de desnutrición crónica infantil y en regiones como Huancavelica la cifra se aproxima al 87%, en Cajamarca al 70% y en Puno al 82%.

El informe de The Lancet coincide plenamente con otro documento “Protección Social y Desnutrición en el Perú” que fue presentado en nuestro país el 13 de diciembre pasado por el Banco Mundial (BM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) en el sentido que la desnutrición debe ser combatida durante los primeros dos años de vida. En el caso del Perú el documento señala que uno de cada cuatro menores de cinco años está afectado por la desnutrición –alrededor de 750,000– y asimismo, que esta anomalía alcanza el 47% en las familias en situación de pobreza y extrema pobreza.

La desnutrición infantil crónica es un grave problema en el Perú. Uno de los factores básicos que la predisponen es la pobreza, pero también intervienen la falta de acceso a los servicios materno-infantiles así como de una adecuada alimentación de los niños, principalmente por deficiencia de hierro y de micronutrientes como vitamina A, zinc y calcio. Esta situación origina que nuestros niños afectados –especialmente en las áreas rurales– presenten falta de talla y de peso mínimo por edad, y asimismo les genera daños irreversibles en su desarrollo físico, intelectual y emocional.

Son permanentes las advertencias de organismos internacionales sobre la dramática desnutrición infantil en nuestro país. A pesar de la existencia de muchos planes y programas de protección social, del incremento de recursos y  de la ampliación de coberturas de salud, esta prevalencia se ha mantenido inalterable, principalmente por:
1) Falta de calidad de los planes y programas;
2) Carencia de una clara estructura de rendición de cuentas;
3) Deficiencia en el monitoreo de los resultados de asistencia y salud;
4) Diseño de programas no dirigidos principalmente a la atención de niños menores de dos años;
5) No se ha logrado un cambio de cultura que haga comprender e inculcar la importancia de la prevención y nutrición en la primera infancia; y
6) No se ha promovido el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta realidad.

El gobierno debería tomar las acciones necesarias para corregir estas deficiencias ya que la desnutrición infantil afecta irreversiblemente la salud de los niños que representan el futuro de nuestro país.

Publicado en el diario EXPRESO, 1 de marzo de 2008

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ