Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

CHILE DEBE DESMINAR FRONTERA CON PERÚ

El día 1 de noviembre el cuerpo del ciudadano peruano Julio Maquera Cutipa fue encontrado sin vida y con el pie izquierdo totalmente destruido por una mina antipersonal sembrada en territorio chileno cerca del hito 19 de la Línea de la Concordia.

Este es una de las más de 23 explosiones registradas –muchas otras sin registrar por heridos que retornan al Perú sin denunciar los hechos– que han ocasionado la muerte y/o mutilaciones a ciudadanos peruanos desde 1974 en que el gobierno militar del general Augusto Pinochet (1973-1990), bajo el argumento de una inminente invasión u ocupación del Perú y obedeciendo a una “estrategia defensiva”, sembró una impresionante cantidad de minas antipersonal y antitanque al norte de la I Región Tarapacá –actualmente XV Región Arica-Parinacota– en la frontera con nuestro país.

El ministerio de Defensa chileno en un informe de setiembre 2002 reconoce la existencia de 122,661 minas antipersonales (sin considerar las minas antitanque), las que estarían sembradas en más de 170 campos minados y casi 20 áreas peligrosas, principalmente en la frontera con nuestro país. Sin embargo, este problema sería mucho más grave ya que el informe de la ONG internacional Landmine Monitor 2001 señala que en territorio chileno habrían sembradas entre 500,000 a un millón de minas antipersonales.

La Convención de Ottawa obliga a Chile a concluir su desminado el 2011. A pesar que en agosto de 2002, durante un discurso en Pampa Chaca, Arica, la ex ministra de defensa y actual presidenta de la República Michelle Bachelet, se comprometió a concluir en marzo de 2011 la destrucción de todas las minas sembradas en sus campos minados, esto se vislumbra imposible, ya que faltando menos de cuatro años para cumplirse dicho plazo, no han avanzado ni siquiera el 10% del total. El actual secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Desminado (CNAD), coronel Martín Borck, recientemente ha admitido que “con los medios que estamos hoy trabajando, no lograremos cumplirlo”.

Según información del ministerio de Defensa chileno, hasta mayo de 2005 se desminaron cinco zonas en la frontera con Perú destruyéndose 2,032 minas antipersonal y 4,944 antitanques, cantidades ínfimas comparadas con las alrededor de 100,000 que se estima estarían sembradas en Chile a lo largo de nuestra frontera.

En la última reunión del 2+2 Perú y Chile –realizada en octubre 2006 en Santiago– este país se comprometió a retomar las coordinaciones para el trabajo de desminado con el Perú, sin que hasta la fecha se haya concretado, lo cual demuestra gran desinterés del gobierno chileno en este asunto.
Es perentoria la eliminación total de estas armas letales por sus efectos indiscriminados que matan, hieren, incapacitan o producen mutilaciones traumáticas a personas inocentes.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 24 de noviembre de 2007

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ