Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

NUESTRO MOLIBDENO SE VA PARA CHILE

A raíz del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) entre Perú y Chile, suscrito el 22 de agosto, cabe resaltar que nuestro comercio exterior con este país se sustenta fundamentalmente en la exportación de concentrado de molibdeno como materia prima (bisulfuro de molibdeno), el mismo que se produce durante la concentración del cobre en nuestras minas. En el 2005 el Perú exportó dicho recurso por el valor de US$ 1,149 millones, de los cuales US$ 694 (más del 60% del total), provienen de Chile.

Sin embargo, la exportación a Chile del molibdeno sin procesar -que la Asociación de Exportadores (ADEX) considera "producto estrella"-, no es una operación provechosa para el Perú.

La pregunta para entender esta situación sería la siguiente: ¿Por qué Chile, a pesar de ser el principal productor de molibdeno en el mundo, con reservas del orden de 2.5 millones de TM (13.2% del nivel mundial) le compra al Perú la mayor cantidad de su producción? La respuesta podría ser que la industria minera chilena pretende mantener sus altas reservas sobre la base de adquirirnos molibdeno sin procesar a precios muy bajos, para que luego la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) o la empresa minera Molymet lo sometan a un proceso de tostado en hornos múltiples, eliminándole el azufre, para convertirlo en “óxido de molibdeno grado técnico” (OMT). En esta forma lo exportan a diferentes países, especialmente a China, Europa y EE UU., como un insumo indispensable para la fabricación de aceros especiales e inoxidables, utilizados en la construcción, en piezas de aviones y automóviles, y en las industrias petrolera, electrónica, de lubricantes y química. Además, el precio de este producto procesado ha aumentado en el mercado internacional desde US$ 5 por kilo el 2000, a US$ 66 por kilo el 2006. Del mismo modo, tanto Codelco como la empresa Molymet forman parte y han presidido la Asociación Internacional de Molibdeno (IMOA), punto focal de las actividades estadísticas, técnicas y tendencias de este recurso, y cuyo objetivo principal es promocionarlo como material de futuro a nivel global.

Según el ministerio de Energía y Minas nuestra producción de molibdeno ha aumentado de 7,193 TM el 2000 a 17,325 el 2005, colocándonos como el cuarto productor a nivel mundial y el segundo en América Latina.

En este contexto, considerando la gran demanda mundial y la creciente cotización internacional del molibdeno, la minería nacional, que es meramente productora de materias primas, debería promover la inversión en hornos de tostación u otras alternativas para darle valor agregado a ese y otros recursos mineros y así, generar más trabajo y mayores divisas para el país.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 16 de setiembre de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ