Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

VORAZ E INCONTROLABLE TALA DE ÁRBOLES EN NUESTRA AMAZONÍA

El día 21 de marzo de cada año se celebra el Día Forestal Mundial, el cual fue establecido por las Naciones Unidas en el año 1974 para recordar la necesidad de mantener e incrementar las superficies arboladas y de proteger y conservar la naturaleza. Esta conmemoración nos debe hacer reflexionar sobre el peligro en que se encuentran los bosques de nuestra Amazonía por la voraz e incontrolable tala de árboles, lo que además está ocasionando un grave desastre medioambiental.

Debido a que la Ley 21147 de mayo 1975 “Ley forestal y de fauna silvestre” permitía burlar la exigencia de los planes de manejo y otras obligaciones en los contratos de extracción forestal, en julio de 2000 se promulgó la nueva Ley 27308, siendo reglamentada en el 2001 por DS 014 AG, sin embargo, actualmente persisten graves dificultades debido a un deficiente y complejo sistema normativo por la promulgación de una serie de decretos de urgencia y cambios en el reglamento que han afectado la aplicabilidad de la ley. En tal sentido, las políticas del actual gobierno no han logrado reducir la tala ilegal ni controlar la tala legal en nuestra amazonía y así, tanto madereros legales como ilegales, ambos con mucho poder destructivo, talan a gran escala árboles de caoba y cedro, dos especies de gran valor comercial que se encuentran en peligro de extinción. Cabe señalar que nuestra legislación forestal no incluye figuras delictivas sancionables vía un proceso penal y, la sanción principal es la multa entre 0.1 y 600 UIT.

El estudio del sector forestal en América 2004 de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), señala que nuestra amazonía tiene 74’200,000 hectáreas de bosques y una de las principales causas de su destrucción es la extracción de madera, ocasionando los últimos 35 años la pérdida de 9.2 millones de hectáreas a un promedio anual de 260,000 hectáreas, advirtiendo que a esta tasa anual, nuestros bosques amazónicos desaparecerían en un período aproximado de 4 generaciones (300 años). A su vez, el Consejo Nacional del ambiente (CONAM), en su Ecodiálogo Amazónico y Nacional realizado en Iquitos, en febrero pasado, señaló que la deforestación y tala indiscriminada en los bosques amazónicos ocasionan pérdidas al país por más de US $600 millones anuales. Pero la más grave es la denuncia de Tom Griffiths del Forest Peoples Program (FPP), según la cual, la organización de la tala ilegal de árboles en el Perú se basa en un sistema regional amazónico financiado y controlado por intermediarios y por una poderosa mafia maderera vinculada con las estructuras de poder local y regional y así un 90 por ciento de esta madera es extraída ilegalmente y exportada a México, Estados Unidos, Canadá y Bélgica.

Lamentablemente, los candidatos a la presidencia no le han dado importancia a este grave problema forestal que afecta nuestros intereses nacionales y es además, el principal causante de las alteraciones de temperatura en el planeta.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 23 de marzo de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ