Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

LA VISITA AL PERÚ DEL SECRETARIO DE DEFENSA DE EE UU

El secretario de Defensa de EEUU Donald Rumsfeld estuvo en nuestro país los días 17 y 18 de agosto en una vista oficial considerada trascendente por ser la primera vez que un Secretario de Defensa de los EEUU viene al Perú. Una nota de prensa emitida por la Embajada de dicho país y entregada a los medios de comunicación antes de la visita, señalaba que los temas que se tratarían serían sobre "la amenaza transnacional que representan el terrorismo y el narcotráfico, y la importancia de la cooperación regional en los esfuerzos de paz y asistencia humanitaria".

Por supuesto, al finalizar esta visita oficial, aparte de una conferencia de prensa muy superficial, no ha habido ningún comunicado del gobierno sobre lo acontecido, no hubieron anuncios ni acuerdos oficiales, motivo por el cual se pueden hacer muchas conjeturas sobre la razón principal de la misma.

Uno de los temas sería la preocupación de EEUU por la influencia del presidente venezolano Hugo Chavez en países con inestabilidad democrática, principalmente Bolivia, debido a que el día 4 de diciembre se llevarán a cabo elecciones generales y por lo tanto estaría financiando al Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, un candidato cuestionado por EEUU quien ha afirmado que quiere ser presidente para unirse a Fidel Castro y Hugo Chávez en la "lucha antiimperialista".

Otro de los temas importantes que salió a la luz, previamente a la visita, fue el de la Corte Penal Internacional (CPI) ya que el ministro de Defensa, Marciano Rengifo, había adelantado que el secretario de Defensa norteamericano solicitaría la firma de un acuerdo en que nuestro país se comprometa a no denunciar a militares de ese país que violen los derechos humanos en el Perú. Al respecto, aunque se desconoce realmente lo acordado, son muy importantes las declaraciones del canciller Óscar Maúrtua, quien, aunque acepta la existencia de ejercicios y diálogos sobre esta materia, ha manifestado que ”el Perú tiene una posición de principio, de no suscribir dicho acuerdo, para no ceder en la lucha contra la impunidad y la corrupción”.

Sin embargo, aparte de estos temas, considero que la razón principal de la visita de Donald Rumsfeld al Perú se centra en la gran preocupación de EEUU por las cifras de las Naciones Unidas publicadas en el mes de julio de este año, las cuales muestran que los cultivos de hojas de coca en la región andina aumentaron en 3% durante el año 2004 debido principalmente a los grandes aumentos de áreas de cultivo en el Perú, a pesar de los esfuerzos para la reducción del área cultivada en Colombia, en que después de 5 años de vigencia del Plan Colombia y haber invertido más de US $ 3.500 millones se han llegado a fumigar más de medio millón de hectáreas.

Cómo no tendría que preocuparse EEUU si según datos de la misma Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), las áreas de cultivo de nuestro país se han incrementado de 42,000 hectáreas registradas el año pasado a 48,600 en la actualidad, y de esta producción, el 92%, equivalente a 109.936 toneladas, es controlada por el narcotráfico y, además, según el informe anual de junio del 2005 de la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas (Onudd), la producción de cocaína en nuestro país se incrementó en un 23%, es decir, el Perú produce aproximadamente 160 toneladas de clorhidrato de cocaína de las casi 700 que se consumen anualmente a nivel mundial.

Por último, esta visita de Ramsfeld coincide con la reciente ordenanza del gobierno regional del Cusco legalizando los cultivos de hoja de coca en los valles de La Convención, Qosñipata y Yanatile y con el interés del gobierno regional de Puno de legalizar los cultivos en los valles de San Gabán y Sandia.
Por lo expuesto, una lectura de esta visita oficial sería que el secretario de Defensa de EE UU Donald Rumsfeld ha venido a explicar al gobierno peruano que debido a que la vigencia del Acuerdo de Preferencias Comerciales Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA) culminará el 31 de diciembre del 2006 y este tratamiento preferencial representa uno de los pilares de nuestro auge exportador, el Perú únicamente sería considerado elegible como beneficiario del Tratado de Libre Comercio (TLC) a partir del 2007, en función al grado por el cual demuestre dar los pasos adecuados para la resolución del problema del cultivo de hojas de coca y de la lucha contra el narcotráfico.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 30 de agosto de 2005

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ