Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

BUQUE ESCUELA A VELA “UNIÓN”: ORGULLO NACIONAL

El pasado día 22 estuvimos presentes, con orgullo y júbilo institucional, en la ceremonia de bautizo y lanzamiento al mar de nuestro buque escuela a vela “Unión”, poniéndose a flote al término de su primera etapa de construcción en los Servicios Industriales de la Marina (SIMA) sede Callao, los que se iniciaron hace 2 años (8 diciembre 2012 con la colocación de la quilla), para así continuar, a flote y en dique, los trabajos de habilitación general hasta su conclusión, en octubre 2015.

Ha pasado más de un siglo (octubre 1913) desde que la Asociación Nacional Pro-Marina ya proponía, como su primer objetivo patriótico, las acciones iniciales para la adquisición de un buque escuela a vela, proceso que no pudo avanzar por el estallido de la Primera Guerra Mundial (julio 1914).

Posteriormente se convirtió en anhelo y objetivo institucional de todos quienes vestimos el uniforme de Grau en épocas pasadas y actuales, pero lamentablemente fue una demanda permanentemente postergada que obligó a la Marina a realizar la instrucción práctica del personal naval en buques de otras características (cargueros, fragatas) acondicionados para tal fin; en febrero 1985 se promulgó la ley 29094 que declaraba de necesidad pública e interés nacional dotar a la Marina de Guerra de un buque escuela a vela, pero tampoco tuvo efecto.

Dicho histórico requerimiento fue hecho realidad recién en el actual gobierno, aprobándose oficialmente el  8 diciembre 2012 la construcción de este buque que cuenta con características que lo convierten en el más grande de su tipo en América Latina: 115.75 metros de eslora (longitud), 3,200 toneladas de desplazamiento, aparejo de 4 palos (altura equivalente a un edificio de 20 pisos), superficie de velas desplegadas: 3,400 m2 (área equivalente a media cancha de futbol), y capacidad para una dotación de 250 efectivos.

Bajo este panorama, nuestro buque a vela “Unión” optimizará la formación práctica y manejo marinero de los jóvenes marinos en sus diferentes etapas de instrucción, pero además será: un emblema de la patria; una notable embajada itinerante alrededor del mundo; una eficaz herramienta para optimizar nuestras relaciones internacionales; un orgullo de la industria naviera nacional (nacido de manos maestras del SIMA que reinicia la construcción de embarcaciones de alto bordo); y un promotor de nuestra ancestral y milenaria cultura y del potencial comercial, industrial y turístico de la nación.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 27 de diciembre de 2014


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ