Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

HOJA DE VIDA: REFORMULAR PROCEDIMENTOS

Durante las últimas elecciones presidenciales en el Perú, el 10 de abril pasado –en primera vuelta– fueron elegidos 130 congresistas para el período 2011-2016, recibiendo el 1 de junio sus credenciales y juramentando el 25 de julio. Según lo dispuesto en el reglamento de inscripción de fórmulas y listas de candidatos para las elecciones 2011 (Resolución JNE 5004-2010) los partidos políticos ingresaron los datos de la Declaración Jurada de Vida (Hoja de Vida) de cada uno de ellos en el portal institucional del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), correspondiéndole al Jurado Electoral Especial (JEE) la revisión y el retiro de los candidatos que incluyan declaración falsa, inclusive hasta un día antes de la elección.
  
Sin embargo, hemos podido constatar que ni los partidos, como primer interesado, ni el JEE, han podido evitar muchos datos falsos u omisiones de información. Los partidos políticos por no tener la prolijidad necesaria para filtrar o escoger a sus representantes, y el JEE, por no observar la minuciosidad requerida para revisar eficazmente dichos documentos y asimismo, no considerar las denuncias preexistentes.

En las Hojas de Vida de este último proceso electoral hubo mucha información falsa de congresistas, por maestrías no realizadas, irreales egresos de universidades, distorsionada experiencia laboral; además, muchos omitieron información de antecedentes penales y sentencias condenatorias en curso sobre casos que posteriormente han salido a la luz, por tráfico de influencias, conflictos de intereses, contaminación minera, defraudación tributaria, proxenetismo, abuso de autoridad, extracción ilícita de mineral, lavado de activos, robo agravado, estafa, peculado y difamación.

Bajo este panorama, la Hoja de Vida, que nació el 2005 (Ley 28624) como mecanismo de transparencia e información para los electores –con el fin de mejorar la calidad del Parlamento Nacional– no ha evitado que muchos candidatos al Congreso, a Gobiernos Regionales y Locales sigan falseando y omitiendo datos, por lo que es necesario reformular los procedimientos:

1) Los partidos políticos deben cambiar totalmente el sistema de revisión o filtraje de postulantes;

2) Los candidatos que falseen u omitan datos, si se detectan antes de la elección, deben ser eliminados, y si fuera después, inmediatamente destituidos, pero en ambos casos, denunciados por delito contra la fe pública; asimismo, deben incluir todos sus procesos penales y condenas, pasados y presentes, además de referir sus rentas y bienes, y autorizar previamente la apertura de su secreto bancario para su uso en caso necesario; y

3) El JEE debe recibir las Hojas de Vida con mayor anticipación y contar con mayor cantidad de personal capacitado con el fin de poder revisar y confrontar minuciosamente los datos formulados y no permitir el juramento ni instalación de candidatos farsantes.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de noviembre de 2011

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ