Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

DENUNCIAS SOBRE TALA ILEGAL EN NUESTRA AMAZONÍA

Recientemente han sido divulgadas denuncias muy graves sobre tala ilegal de árboles en nuestros bosques amazónicos, las cuales deben ser plenamente investigadas por afectar seriamente nuestros intereses nacionales.

En la primera de ellas, el 2 de octubre, el presidente regional de Junín, Manuel Duarte, denunció que funcionarios del Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena) -organismo encargado de los recursos naturales renovables y medio ambiente rural- cobran cupos que van desde los S/. 500 hasta los S/. 1,500 para permitir la salida ilegal de camiones cargados con caoba y cedro.

Otra denuncia refiere que el 31 de octubre unos 3,000 nativos aguarunas bloquearon el acceso a la frontera con Ecuador en el distrito de Santa María de Nieva, debido a que durante los últimos meses ingresaron colonos ecuatorianos a la comunidad de Comaina, provincia de Condorcanqui, donde no existe presencia del Estado. Aprovechando de sus fronteras vivas y carreteras, y provistos de pesados camiones y motosierras, dichos colonos talan decenas de miles de pies de madera de cedro y caoba y se las llevan a Ecuador.

Por último, el 3 de noviembre, el presidente regional de Loreto, Robinson Rivadeneyra, ha denunciado que desde fines del 2004 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) controlan totalmente la tala ilegal de madera en la cuenca del río Algodón, en el distrito de Alto putumayo.

El Perú es considerado uno de los países con mayor potencial de bosques en el mundo. Con nuestros 75 millones de hectáreas, somos el noveno país con mayor superficie forestal a escala mundial y el segundo en Sudamérica después de Brasil.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que una de las principales causas de la destrucción de nuestros bosques es la extracción de madera y advierte que, en los últimos 35 años, se han perdido 9.2 millones de hectáreas, lo cual está generando severas consecuencias en el medio ambiente, la biodiversidad y el calentamiento global. Del mismo modo, según el Consejo Nacional del Ambiente (Conam), la deforestación y tala indiscriminada nos ocasionan pérdidas por más de US $ 600 millones anuales.

Nuestro país cuenta con 60 áreas naturales que deben ser protegidas, de las cuales, solo 36 pueden ser controladas, ya que el efectivo actual de 380 agentes forestales resulta insuficiente. Asimismo, de 580 concesiones forestales vigentes, solo pueden ser verificadas 71.

El Inrena se encuentra en reorganización desde el 25 de octubre por 90 días, y su nuevo jefe, Roberto Ángeles, tiene la gran responsabilidad de aplicar una nueva estrategia para evitar que continúe esta voraz e incontrolable tala ilegal de árboles en nuestra Amazonía.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 2 de diciembre de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ