Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

SOBERANÍA Y DOMINIO MARÍTIMO

Las líneas de base son aquellas líneas trazadas siguiendo la unión de puntos de coordenadas en una carta náutica, teniéndose en cuenta la forma y estructura de la costa. Estas son indispensables para la fijación de nuestro dominio marítimo hasta una distancia de 200 millas en las que el Estado peruano ejerce soberanía y jurisdicción. Son líneas definidas de manera unilateral por el Estado, teniendo en cuenta ciertas normas del Derecho del Mar y deben ser promulgadas por ley. Existen dos tipos de líneas de base: normales y rectas. Las normales, denominadas también líneas costeras de bajamar, se trazan en costas uniformes que no presentan mayores variaciones, como es el caso de nuestra costa norte, por ejemplo, entre Punta Capones y Punta Cabo Blanco. En cambio, las líneas rectas, deben ser trazadas cuando las costas son accidentadas y existen profundas aberturas. Nuestra costa presenta esta particularidad desde Punta Cabo Blanco hasta la Bahía de San Juan, desde este punto hacia el sur nuevamente la costa es uniforme por lo que corresponde el trazado de líneas normales hasta la Concordia.

Nuestro país, haciendo uso de su facultad soberana, ha concluido con su trazado, y el proyecto de ley correspondiente, presentado por el Ejecutivo, ha sido aprobado por las Comisiones de RREE y de Constitución del Congreso, y asimismo, debatido y aprobado en le pleno del Congreso el día jueves 10 del presente.

En Chile, han señalado con una nota de protesta, que no es aceptable y carece de todo efecto jurídico para el Gobierno chileno, lo cual ha sido respondido por la Cancillería peruana en el sentido que el Perú, en un acto soberano, no admite interferencia de terceros Estados.

Lo cierto es que, a pesar de las últimas acciones y declaraciones destempladas y fuera de lugar de los actores políticos chilenos, ellos saben conscientemente que no han celebrado ningún tratado específico con el Perú que establezca nuestros límites marítimos y, de manera unilateral, vienen aplicando el paralelo geográfico, lo cual es absolutamente inequitativo para nuestros intereses ya que nos limita el uso de 60,460 Km2 de nuestro mar, donde existen millones de toneladas de biomasa pesquera y de riquezas naturales.

Con nuestras líneas de base promulgadas, debería corresponder la delimitación marítima aplicando la línea media, la cual es construida a través de los puntos salientes de las líneas de base más próximas de los Estados con costas adyacentes de diferente configuración.

En el caso de que nuestro país decida acogerse al Pacto de Bogotá, el cual nos da acceso para acudir a la Corte Internacional de Justicia de la Haya, la preocupación de Chile radica en que tanto en el Derecho del Mar, en el Derecho consuetudinario así como en la interpretación de los tribunales - que han fallado en casos de delimitaciones marítimas entre países en controversia - se considera el principio de equidad como elemento prevaleciente y decisivo en esta materia.

Publicado en la revista 5to.PODER, fecha 6 de noviembre de 2005

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ