Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

ESTRATEGIA EQUIVOCADA DE CHILE

Ha sido realmente sorprendente, inoportuna y desproporcionada la reacción de los actores políticos chilenos durante el proceso peruano del establecimiento de las líneas de base para determinar el límite de nuestro dominio marítimo. El Perú, sobre la base de un mandato del artículo 54° de nuestra Constitución, cumpliendo todas las normas del Derecho Internacional y asumiendo su facultad de un acto soberano, ha promulgado una ley que es fundamental para la fijación de nuestros límites marítimos.

A pesar de que el Perú con documentos oficiales publicados el 2003 (DS N° 052-20003-RE y RS N° 274-003-RE) da cuenta sobre el proceso para establecer sus líneas de base relativas al dominio marítimo del Estado, el gobierno chileno no se dio por enterado y, dos años después, cuando ya el proyecto de ley fue aprobado el 24 de octubre de 2005 por la Comisión de RR EE del Congreso, recién levantó su voz de protesta y dio inicio a una estrategia a todas luces equivocada en los aspectos diplomático y militar. En el diplomático, al intentar llevar al campo multilateral un tema técnico de estricto carácter bilateral y, asimismo, en el militar, tratando de dar señales internas y externas de demostraciones de fuerza.

La primera acción del presidente Lagos para llevar este asunto por la vía multilateral, fue la de convocar a los embajadores de EE UU y de Gran Bretaña en Chile, explicándoles a ambos que este tema era crítico y complejo para su país. Con el embajador de EE UU Craig Nelly abordó el tema del significado de la postura peruana para cualquier intento de dar solución a la mediterraneidad de Bolivia, tema que, como nunca antes, también le ha preocupado de sobremanera a la ex canciller Soledad Alvear, quien ha advertido que “la tesis peruana de establecer una línea equidistante con Chile para definir la frontera marítima cierra la posibilidad de que Bolivia obtenga la salida al mar que reclama”. Al embajador de Gran Bretaña, Howard Drake, el presidente Lagos le pidió que mantuviera informada a la Unión Europea sobre su preocupación.

Además, en forma muy impetuosa y urgente, el gobierno envió al ministro Puccio a Argentina y Brasil así como a funcionarios de la Dirección de Fronteras y Límites a Ecuador y Bolivia. Pero el mayor error estratégico del gobierno chileno se produjo el día viernes 28, al explicar que iban a recurrir a la OEA para que efectúe un estudio del caso sin haber analizado correctamente que esa organización no es una entidad arbitral y que además su Secretario General es su compatriota José Insulza, a quien se le cuestionaría internacionalmente por dicha acción. Fue el mismo Insulza quien advirtió a la Cancillería de su país sobre dicho error.

En el campo militar también ha demostrado una estrategia equivocada. Es así como el lunes 31, con el pretexto de preparar la 1ra. Sesión del Consejo de Seguridad Nacional, el presidente Lagos convocó a todo su componente militar, a los comandantes en Jefe de las FF AA y a su ministro de Defensa, dando una clara señal en el ámbito interno e internacional de su voluntad de demostración de fuerza. Ese mismo día, el gobierno decidió suspender una reunión de Altos Mandos de la Fuerza Aérea y la Marina que estaba programada para llevarse cabo en nuestro país la primera semana de noviembre. Estas actitudes fueron complementadas dos días después en que el Presidente lanzó su declaración más fuerte en medio de la crisis: "Chile ha ejercido soberanía en el mar chileno y lo seguiremos haciendo". Por su parte, el ministro de Defensa Jaime Ravinet reconoció públicamente que este nuevo escenario es "bastante delicado", al punto de no descartar "incidentes no buscados". Para no quedarse atrás, el candidato presidencial Joaquín Lavín, además de pedir a la Marina que lo trasladen hasta el límite marítimo con el Perú, encontrándose embarcado manifestó: “Este mar no se toca”.

Toda esta postura demuestra claramente un afán de los actores políticos chilenos de exacerbar los ánimos de la opinión pública peruana.

Sin embargo, toda estrategia cuando presenta un error debe ser enmendada; éste pareciera ser el sentir del presidente Lagos, cuando en una entrevista publicada en Santiago el día 5 del presente, afirmó que “si hay discrepancias en torno a esos acuerdos, a los que Lima considera meros pactos pesqueros, se puede recurrir a un tribunal internacional de justicia”, lo cual indica un cambio inicial de conceptos de su estrategia equivocada.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 7 de noviembre de 2005

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ