Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

INADECUADA POSICIÓN PERUANA SOBRE SALIDA AL MAR DE BOLIVIA

La candidata presidencial de Unidad Nacional, Lourdes Flores, denunció el día 3 de marzo, que el canciller Óscar Maúrtua estaría actuando como una "suerte de facilitador del diálogo entre Chile y Bolivia" en el reclamo boliviano por una salida al mar. Al respecto, existen declaraciones que confirmarían esta intervención. En octubre de 2004, en pleno ejercicio de su función, el ex canciller Rodríguez Cuadros declaró a un diario chileno que “el Perú respalda la justa aspiración marítima de Bolivia” y, asimismo, el 20 de febrero de este año, el presidente Toledo, durante una reunión con el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, manifestó que "son temas bilaterales entre Chile y Bolivia, pero si Perú puede ser un facilitador, saben que pueden contar con nosotros".

Nuestro país esta asumiendo una inadecuada política de “facilitador” de Bolivia, sin considerar que es un tema de carácter geopolítico y estratégico que afecta nuestros intereses nacionales, por cuanto, existe una relación directa entre la salida al mar de Bolivia y nuestra delimitación marítima con Chile.

Analizando el actual panorama, la asunción de Evo Morales a la presidencia boliviana, el próximo cambio de mando del gobierno chileno, el acercamiento cada vez más estrecho, reconocido por ambos países como momento histórico de amistad, así como la urgencia de requerimiento de gas natural de Chile, favorecen la demanda boliviana. En este caso, la vía más probable sería a través de un corredor terrestre por Arica, el cual, por su proyección hacia el mar, desembocaría hacia nuestro territorio marítimo de 35,000 Km2 que Chile viene usufructuando injustamente desde hace más de 50 años, al haber delimitado unilateralmente su frontera sobre la línea del paralelo, sin existir un tratado específico con nuestro país.

En el caso que Chile y Bolivia negocien la salida al mar boliviana a través de un corredor por Arica, el tratado de 1929 entre Perú y Chile establece que cualquier cesión de Chile a Bolivia a través de territorios que fueron peruanos, debe ser aprobada por el Perú. En esta situación, nuestra posición debería ser muy pragmática y no de “facilitador” y, su aprobación debe estar supeditada a la solución de nuestra controversia con Chile.

Este régimen está de salida y no debería intervenir en estos temas. Es al próximo gobierno que le corresponde definir la estrategia mas adecuada para nuestros intereses nacionales. Antes de pensar en facilitar una salida al mar de Bolivia, tenemos pendiente la negociación con Ecuador para formalizar, con un tratado específico, nuestros límites marítimos sobre la base del paralelo establecido por la presencia de islas en la zona marítima norte y, asimismo, debido a la negación del gobierno chileno de aceptar la existencia de una controversia de delimitación marítima con nuestro país y, agotadas las posibilidades de una conciliación o negociación, debemos presentar, al más breve plazo, esta demanda ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

Publicado en el diario EXPRESO, fecha 9 de marzo de 2006

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ