Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

PANDEMIA COVID-19 Y CONTAMINACIÓN AMBIENTAL


La pandemia COVID-19 produce alarma y paraliza muchos países del mundo, satura los sistemas de salud por la cantidad de contagios y estanca la economía por el cierre de industrias, fábricas, comercios y negocios, pero las medidas para frenar la pandemia está reduciendo (temporalmente, como respiro planetario) la contaminación del aire, polución y emisiones de gases contaminantes como dióxido de nitrógeno -NO2- gas muy tóxico y dióxido de carbono -CO2- el más nocivo generador del calentamiento del planeta y la acidificación de los océanos, según IQAir la contaminación ambiental causa anualmente la muerte de unas 7 millones de personas a nivel mundial.

En China, foco del brote de la pandemia y uno de los países más contaminantes del mundo, según imágenes satelitales de la Nasa, se ha registrado una enorme caída de niveles de NO2 y se ha reducido el 25% de emisiones de CO2 (unos 200 millones de toneladas equivalente al 6% mundial), desde enero que comenzó esta pandemia en China han muertos 3,300 personas, paradójicamente, en estos meses la mejora ambiental habría salvado más vidas dentro del total de 1.1 millones de muertes que produce anualmente la contaminación ambiental que la denominan “airepocalípsis”. Igualmente en EE UU la Administración de Información sobre  Energía (EIA) informa que este año las emisiones contaminantes caerán 7.5%, la mayor reducción desde 1990.

Según la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA) las personas que han estado continuamente expuestas a altos niveles de contaminación del aire son más propensas a contraer el coronavirus y tienen más riesgo de muerte, la contaminación ambiental genera partículas contaminantes microscópicas (PM-2.5) que contienen elementos tóxicos que ingresan fácilmente al sistema respiratorio causando graves enfermedades agudas, acumulativas y crónicas además de daños pulmonares y cardiacos. En nuestro país generamos entre 28 y 46 microgramos por m3 (ug/m3) de estas partículas PM-2.5 siendo el nivel máximo 10 ug/m3.

Bajo este panorama, la precedencia actual en nuestro país es enfrentar y controlar de forma contundente, agresiva y eficaz esta pandemia COVID-19 que nos está cobrando más de 5,200 infectados y alrededor de 140 muertes, sin embargo, cuando salgamos de esta crisis, al igual que poner en prioridad los graves problemas económicos, de salud, educación, trabajo y otros campos sociales que están arreciando, no debemos, como hasta ahora, dejar de encarar el grave incremento contaminante que como silencioso asesino nos está ocasionando, según la OMS; un promedio de 5,000 muertes anuales.

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 11 de abril de 2020


Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ