Artículos de opinión de Alfredo Palacios Dongo

LA REACTIVACIÓN DE NUESTRA MARINA MERCANTE

El ministro de Economía y Finanzas Pedro Pablo Kuczynski refiriéndose a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, recientemente afirmó que el Perú "no tiene una visión de hacia dónde vamos". Sin embargo, cuando hace pocos días la Comisión de Transportes del Congreso con el propósito de reactivar la Marina Mercante Nacional, aprobó, después de más de tres años de deliberaciones, un proyecto de ley que exonera del pago de tributos a la adquisición de naves de alto bordo, el mencionado ministro ha expresado su desacuerdo ya que considera que afectaría los ingresos fiscales, lo que demuestra que es el propio ministro el que realmente no tiene una visión de futuro.

¿No sabe acaso el ministro que nuestra Marina Mercante atraviesa actualmente la crisis más grave de su historia?, la cual a principios de 1980 estaba considerada entre las mejores de América Latina, contaba con más de 60 naves que representaban una capacidad de carga de más de un millón de toneladas y brindaba miles de puestos de trabajo para los peruanos.

Y justamente, esta crisis que ocasionó la desaparición de nuestra flota mercante se debe a que a inicios de la década de los años 90 se dictaron los Decretos Legislativos 644° y 683° que liberaron el acceso a las cargas y que a partir del año 1992 se gravó con aranceles e IGV la importación de naves de alto bordo para el transporte de hidrocarburos, gas, contenedores y multipropósito aumentando su costo en más del 30% sobre el costo total, desalentando a los inversionistas peruanos a importar naves para ser utilizadas en el comercio exterior, situación que ha ocasionado que más del 90% de las cargas de exportación e importación en nuestro comercio marítimo se tenga que efectuar a través de naves de bandera de conveniencia, principalmente chilenas, las cuales, en desmedro de nuestra economía, no tributan, no generan empleo, no aportan al PBI y además ocasionan la salida del país de alrededor de un millón de dólares anuales por concepto de pago de fletes.

Lo expresado corrobora que el actual ministro de Economía y Finanzas Pedro Pablo Kuczynski se preocupa principalmente por el manejo de las finanzas y no de medidas de visión positivas de futuro que requiere urgentemente el país en un entorno histórico sin precedentes. Asimismo se comprueba que la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso, con la aprobación del dictamen del proyecto que exonera del pago de tributos a la adquisición de naves de alto bordo, ha determinado la importancia que significa para el futuro de nuestro país contar con una flota de buques peruanos que aporten favorablemente a nuestra balanza comercial y además generen miles de puestos de trabajo. Es de esperar que esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de casi todas las bancadas políticas, sea aprobada a la brevedad posible en el pleno del Congreso.
Publicado en el diario CORREO, fecha 26 de junio de 2004

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ